lunes, 24 de diciembre de 2012

REGALOS DE NAVIDAD

1.- El regalo de Escuchar.
          Pero realmente escuchar, sin interrumpir, bostezar, o criticar. Sólo escuchar.



2.- El regalo del Cariño.
          Ser generoso con besos, abrazos, palmadas en la espalda y apretones de manos, estas pequeñas acciones demuestra el cariño por tu familia y amigos
 
3.- El regalo de la sonrisa.
         Llena tu vida de imágenes con sonrisas, dibujos, caricaturas y tu regalo dirá: "me gusta reír contigo"

4.- El regalo de las notas escritas.

         Esto puede ser un simple "gracias por ayudarme", un detalle como estos puede ser recordado de por vida Y TAL VEZ CAMBIARLA.

5.- El regalo de un cumplido.

         Un simple y sincero "te ves genial de rojo", "has hecho un gran trabajo" o "fue una estupenda comida" puede hacer especial un día.
6.- El regalo del favor.

         Todos los días procura hacer un favor.

7.- El regalo de la soledad.

         Hay días que no hay nada mejor que estar solo. Sé sensible a aquellos días y da este regalo o solicítalo a los demás.

8.- El regalo de la disposición a la gratitud.
 La forma más fácil de hacer sentir bien a la gente es decirle cosas que no son difíciles de decir como "Hola" y "Muchas Gracias". 

viernes, 21 de diciembre de 2012

DICIEMBRE 21

Mucho se ha hablado sobre el 21 de diciembre del 2012,  Se dice que en ciertas escrituras mayas, este día señala el final de un gran ciclo cósmico. Desde el punto de vista de la astrología china, el 21 de diciembre de todos los años se celebra el Festival del Solsticio de Invierno (Dhong Zhi), una de las más importantes festividades de la cultura china tradicional, comparable a nuestras Navidades, que casualmente se festejan unos pocos días después. Durante el día del Festival del Solsticio, las familias chinas se reúnen a compartir tang yuan, unas pelotitas de arroz a las que a veces se les da color. Se cree que alimentarse con ellas protegerá de las enfermedades durante todo el invierno.

¿Cuál es el origen de esta celebración? El solsticio de diciembre en el hemisferio norte señala el día más corto del año, o la oscuridad más prolongada. Pero a partir de ese momento, los días se hacen cada vez más largos. En términos de la metafísica china, la fuerza luminosa Yang renace y comienza a crecer. Hace frío y aún faltan muchos días para la primavera, pero existe ya la esperanza de saber que el proceso de declinación de la luz se ha revertido. Algunos investigadores sostienen que la Navidad cristiana representa eso mismo, el renacer de la luz, por eso se festeja tan cerca del solsticio. 

Más allá de las profecías, este 21 de diciembre es el día en que podemos recuperar la esperanza. La luz y la oscuridad siempre han coexistido y siempre se han alternado una con otra. Consideremos este día como el momento en el cual lo oscuro comienza a ceder, para dar paso a la luz. Cierto que nos falta recorrer un camino largo, pero si estamos pasando pruebas duras, tomemos este solsticio como el punto de inflexión que comenzará a elevarnos para conducirnos al éxito. Los alimentos que tomemos hoy nos darán la fuerza que necesitamos, a la manera de los tradicionales tang yuan.

martes, 18 de diciembre de 2012

FABRICAR FELICIDAD

Para mí y para los que me rodean.
Decidirme a ser feliz,
con lo que tengo en mi vida.
A pesar de no sentirme bien.
A pesar de no ser las cosas como deseo.
A pesar de no gustarme mi familia.
A pesar de no comprender a la gente.
A pesar de mi cansancio físico y moral.
A pesar del desaliento.
A pesar de las desilusiones
A pesar de las circunstancias adversas.
A pesar de la enfermedad.
Lucharé con mis estados negativos para poder dar
lo mejor de mí mismo a los demás y así decidirme a ser feliz con lo que tengo.


Esto es: Fabricar felicidad.

lunes, 17 de diciembre de 2012

AGRADECIMIENTO Y ABUNDANCIA


a verdadera abundancia comienza a partir del aprecio y el agradecimiento. 
Ser agradecidos enfoca nuestra atención en lo que sí tenemos, ayudando a que esas cosas crezcan. 
Acostúmbrate a decir gracias. 
A expresar tu agradecimiento, sinceramente y sin esperar nada a cambio. 
Valora realmente a quienes te rodean y rápidamente tendrás más personas a tu alrededor. 
Agradece sinceramente a la vida, y verás que tienes más vida aún. 
Las cosas que agradeces crecerán, tus clientes, tu negocio, tus habilidades, tu familia, tu fe, tu ser.
¿Deseas “tenerlo todo"? 
Con una actitud de gratitud te darás cuenta de que ya lo tienes todo. 
Todo lo que alguna vez puedas desear ya está en tu interior.
 Tú solamente debes valorarlo, amarlo y nutrirlo lo suficiente de manera que se exprese fuertemente en tu vida. 
Sé agradecido por ser la persona que eres, 
por estar en la situación en la que estás,
 por los desafíos que se te presentan. 
Ese es el primer paso hacia una vida plena y positiva. 
Tu sincera gratitud atraerá abundancia a tu vida!!!

viernes, 14 de diciembre de 2012

TODOS LOS PROBLEMAS TIENEN SOLUCION

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar algo que hacer.
Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.
Invitó a todos sus vecinos para que
vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo. El burro se dió cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente.
Luego, para sorpresa de todos,
se aquietó después de
unas cuantas paladas de tierra.
El campesino finalmente miró al fondo del pozo
y se sorprendió de lo que vió...
Con cada palada de tierra,
el burro estaba haciendo algo increíble:
se sacudía la tierra y daba un paso encima de la tierra.
Muy pronto todo el mundo vió sorprendido
como el burro llegó hasta la boca del pozo,
pasó por encima del borde y salió trotando.
La vida va a tirarte tierra, todo tipo de tierra.
el truco para salir del pozo es sacudírsela
y usarla para dar un paso hacia arriba.
Cada uno de nuestros problemas
es un escalón hacia arriba.
Podemos salir de los más profundos huecos
si no nos damos por vencidos...
Usa la tierra que te echan para salir adelante.
Recuerda las 5 reglas para ser feliz:
1- Libera tu corazón del odio.
2- Libera tu mente de las preocupaciones
3- Simplifica tu vida.
4- Da más y espera menos
5- Ama más
Sacúdete la tierra porque en esta vida nosotros mismos tenemos la solución a nuestros problemas... a veces nos ahogamos en un vaso de agua y nos dejamos llevar por la angustia, por eso vemos todo oscuro, por eso creemos que las puertas estan cerradasm cuando ni siquiera hemos golpeado.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

MENSAJES PARA NAVIDAD

Que la ternura y la esperanza de la Navidad llene vuestros corazones de amor, paz, alegría y felicidad.

Paz, salud, amor, alegría y mucha felicidad. Que la estrella de Belén os ilumine con todos esos dones. 


Que la estrella de la Navidad ilumine nuestras vidas, traiga a nuestros corazones amor y esperanza y dibuje en nuestros rostros la alegría del amor. 


Una vez más, cuando llega la Navidad nuestros corazones palpitan con sentimientos fraternos y una mágica inocencia despierta en nuestro interior. 


Que nunca nos falte un sueño por el que luchar, un proyecto que realizar, algo que aprender, un lugar donde ir y alguien a quien querer. 


Con todo nuestro cariño,  deseamos que la magia de la Navidad nos ilumine y nos ayude a conseguir todos nuestros sueños.

Queremos compartir con todos nuestros mejores deseos navideños de amor, paz y amistad. 


Con nuestro cariño y mejores deseos para estas fiestas navideñas.


Que esta Navidad convierta cada deseo en flor, cada dolor en estrella, cada lágrima en sonrisa, cada corazón en dulce morada.

lunes, 10 de diciembre de 2012

NO CREO EN DIOS

Érase una vez un hombre que no creía en Dios. No tenía reparos en decir lo que pensaba de la religión y las festividades religiosas, como la Navidad. Su mujer, en cambio, era creyente a pesar de los comentarios desdeñosos de su marido.
Una Nochebuena en que estaba nevando, la esposa se disponía a llevar a los hijos al oficio navideño de la parroquia de la localidad agrícola donde vivían. Le pidió al marido que los acompañara, pero él se negó.
-¡Qué tonterías! -arguyó-. ¿Por qué Dios se iba a rebajar a descender a la tierra adoptando la forma de hombre? ¡Qué ridiculez!
Los niños y la esposa se marcharon y él se quedó en casa.
Un rato después, los vientos empezaron a soplar con mayor intensidad y se desató una ventisca. Observando por la ventana, todo lo que aquel hombre veía era una cegadora tormenta de nieve. Y decidió relajarse sentado ante la chimenea.
Al cabo de un rato, oyó un golpazo; algo había golpeado la ventana. Luego, oyó un segundo golpe fuerte. Miró hacia afuera, pero no logró ver a más de unos pocos metros de distancia. Cuando empezó amainar la nevada, se aventuró a salir para averiguar qué había golpeado la ventana.
En un campo cercano descubrió una bandada de gansos salvajes. Por lo visto iban camino al sur para pasar allí el invierno, y se vieron sorprendidos por la tormenta de nieve y no pudieron seguir. Perdidos, terminaron en aquella finca sin alimento ni abrigo. Daban aletazos y volaban bajo en círculos por el campo, cegados por la borrasca, sin seguir un rumbo fijo. El agricultor dedujo que un par de aquellas aves habían chocado con su ventana.
Sintió lástima de los gansos y quiso ayudarlos.
-Sería ideal que se quedaran en el granero -pensó-. Ahí estarán al abrigo y a salvo durante la noche mientras pasa la tormenta.
Dirigiéndose al establo, abrió las puertas de par en par. Luego, observó y aguardó, con la esperanza de que las aves advirtieran que estaba abierto y entraran. Los gansos, no obstante, se limitaron a revolotear dando vueltas. No parecía que se hubieran dado cuenta siquiera de la existencia del granero y de lo que podría significar en sus circunstancias. El hombre intentó llamar la atención de las aves, pero sólo consiguió asustarlas y que se alejaran más.
Entró a la casa y salió con algo de pan. Lo fue partiendo en pedazos y dejando un rastro hasta el establo. Sin embargo, los gansos no entendieron.
El hombre empezó a sentir frustración. Corrió tras ellos tratando de ahuyentarlos en dirección al granero. Lo único que consiguió fue asustarlos más y que se dispersaran en todas direcciones menos hacia el granero. Por mucho que lo intentara, no conseguía que entraran al granero, donde estarían abrigados y seguros.
-¿Por qué no me seguirán? -exclamó- ¿Es que no se dan cuenta de que ese es el único sitio donde podrán sobrevivir a la nevasca?
Reflexionando por unos instantes, cayó en la cuenta de que las aves no seguirían a un ser humano.
-Si yo fuera uno de ellos, entonces sí que podría salvarlos -dijo pensando en voz alta.
Seguidamente, se le ocurrió una idea. Entró al establo, agarró un ganso doméstico de su propiedad y lo llevó en brazos, paseándolo entre sus congéneres salvajes. A continuación, lo soltó.
Su ganso voló entre los demás y se fue directamente al interior del establo. Una por una, las otras aves lo siguieron hasta que todas estuvieron a salvo.
El campesino se quedó en silencio por un momento, mientras las palabras que había pronunciado hacía unos instantes aún le resonaban en la cabeza:
-Si yo fuera uno de ellos, ¡entonces sí que podría salvarlos!
Reflexionó luego en lo que le había dicho a su mujer aquel día:
-¿Por qué iba Dios a querer ser como nosotros? ¡Qué ridiculez!
De pronto, todo empezó a cobrar sentido. Entendió que eso era precisamente lo que había hecho Dios. Diriase que nosotros éramos como aquellos gansos: estábamos ciegos, perdidos y a punto de perecer. Dios se volvió como nosotros a fin de indicarnos el camino y, por consiguiente, salvarnos. El agricultor llegó a la conclusión de que ese había sido ni más ni menos el objeto de la Natividad.
Cuando amainaron los vientos y cesó la cegadora nevasca, su alma quedó en quietud y meditó en tan maravillosa idea. De pronto comprendió el sentido de la Navidad y por qué había venido Jesús a la Tierra. Junto con aquella tormenta pasajera, se disiparon años de incredulidad. Hincándose de rodillas en la nieve, elevó su primera plegaria: "¡Gracias, Señor, por venir en forma humana a sacarme de la tormenta!"

viernes, 7 de diciembre de 2012

NAVIDAD EN TU INTERIOR


Navidad significa nacimiento, y el símbolo de la Navidad es una estrella, una luz en la obscuridad que sirvió de guía para encontrar al salvador. No veamos más esta estrella fuera de nosotros, sino brillando en nuestro cielo interno y aceptémosla como símbolo de que ha llegado el tiempo del Cristo; el tiempo de reconocer nuestra verdadera identidad.
Dentro de cada uno de nosotros existe un Salvador que conoce nuestra totalidad, nuestra esencia. Es una sabiduría innata que, si la utilizamos como una guía, nos conducirá siempre a experiencias de paz, armonía y amor. Es algo muy especial que está en todos y es para todos. Si no sacamos el mayor provecho de ella es sólo porque no la podemos entender y mucho menos aceptar.
Esta esencia en nosotros es la que conoce nuestra totalidad o nuestra santidad.
Pero como un amigo fiel, no llegará a donde no se ha le ha invitado. Por lo tanto, vamos a comenzar nuestras fiestas navideñas abriéndole la puerta a este invitado tan especial.
No temamos abrirle la puerta y recibámosle sin expectativas. El sabrá orientarnos, sin equivocarse y nos traerá regalos que no podremos encontrar en ningún lugar del mundo.
Tan pronto recibamos ese invitado tan especial, estaremos listos para preparar la gran fiesta. Pero, ¿cómo va a ser esta fiesta de Navidad?
Nuestro amigo no pide nada. No exige sacrificios de ningún tipo. Por lo tanto, en esta Navidad, cerremos las puertas a todo sacrificio estéril, a la culpa, al miedo a la escasez y demos paso a lo único que tiene sentido en nuestras vidas, a ese regalo del cual derivan su existencia todas las cosas: el amor.
Para muchas personas, las estampas de la Navidad traen sentimientos de gozo y alegría. Para otras, esta época puede ser difícil, solitaria, aumentando los sentimientos de culpa y depresión. Continuamente leemos artículos sobre cómo disfrutar las fiestas, sin embargo muchos no podemos imaginar cómo salir de ese estado de inmensa soledad en que algunos nos sumergimos. A veces podemos sentirnos atrapados entre lo que queremos hacer y lo que debemos hacer. Nos sentimos culpables porque deseamos quedarnos en casa en vez de salir a visitar familiares por compromiso.
También podemos sentirnos perdidos porque no tenemos la familia que quisiéramos tener. Muchos de nosotros, año tras año esperamos que la mágica Navidad nos regale una persona que pueda llenar el vacío del solitario corazón, causando honda desesperación cuando no sucede. Recuerda que no estás solo(a). Que hay muchas personas compartiendo tus mismos sentimientos.

lunes, 3 de diciembre de 2012

MENSAJES DE NAVIDAD


::Para Navidad: felicidad, para Año Nuevo: prosperidad, y para siempre: nuestra amistad.

::Que esta
Navidad convierta... cada deseo en flor cada dolor en estrella cada lágrima en sonrisa cada corazón en dulce morada para recibir a Jesús, nuestro Salvador .

::Que en esta gran fiesta cristiana en la que celebramos el nacimiento de nuestro señor Jesus, la estrella de la
Navidad ilumine sus caminos y con fe logren que todos sus anhelos y deseos se cumplan y que el proximo año les depare muchas alegrias, union y properidad.

::Deseo que el
amor, la ilusión y la paz llenen tu hogar en este día, y que todo esté en sintonía alrededor tuyo donde estés. Feliz Navidad y Venturoso Año 2013.

::Que en estas
fiestas Navideñas, la magia sea tu mejor traje, tu sonrisa el mejor regalo, tus ojos el mejor destino, y tu felicidad mi mejor deseo.

::La navidad es ese niño que nace en nuestro interior, que motiva en nuestros corazones los sentimientos más nobles, y esa esperanza por un mañana mejor.

::
Felicidades en estas Fiestas!... con el deseo de que esta Noche de Paz sea tan sólo el comienzo de un Año pleno de éxitos!

::
La Navidad..... no es un acontecimiento, sino una parte de su hogar que uno lleva siempre en su corazón .

::Esta navidad deja a un lado las tristezas y vive este momento feliz con las personas que amas, hazlo y juntos pasen una feliz navidad .


::Esta noche buena le pediré al niño Dios que llene de amor el corazón de todas las personas que habitan en este mundo en especial el tuyo, feliz navidad.


::Los años pasaran pero mi cariño por ti nunca desaparecerá, por eso en esta fecha especial te envió este mensaje, para decirte feliz Navidad.


::
La Navidad es una época de amor y solidaridad: puede levantar El ánimo del más pobre y entristecer al rico ,quiero compartir contigo mis mejores deseos navideños de amor, paz y amistad. Feliz Navidad !

::Con mis mejores deseos, para que esta Noche de Paz sea tan sólo el comienzo de un Año pleno de éxitos.
Feliz Navidad !

::Fue un noche de Navidad en la que caminando solitario me di cuenta que para que uno pueda ser feliz debe tener amigos, por eso les deseo feliz Navidad a todos ustedes.


::Ojala pudiésemos meter el espíritu de navidad en jarros y abrir un jarro cada mes del año.
Feliz Navidad !

::La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad.


::Cuando suenen las doce campanadas, cierra los ojos y pide un deseo al Año Nuevo, a esa hora yo haré lo mismo. Mi deseo: ¡Que el tuyo se haga realidad!
Feliz Año 2013.
::Eres una de las personas que más quiero en la vida y por eso te deseo una feliz Navidad, espero que esta noche sea de paz y amor para ti y tu familia .

::Feliz Navidad, regálale alegría y felicidad a los tuyos estando con ellos y compartiendo lo que tiene en Noche buena, son mis más sinceros deseos.


::Celebremos una nueva navidad con el compromiso de hacer de este mundo un lugar mejor para todos, Feliz Navidad
amigos.

:: Se nos da la oportunidad perfecta para dar amor a todos, ayudar a los que lo precisan y para posibilitar una transformación en el mundo en la Navidad. Hoy es el día para sembrar tu semillita, con ella siembras un nuevo día. Feliz Navidad.
::Te envió un beso enorme, es lo único que te puedo regalar pero estoy segura que lo sabrás apreciar como yo aprecio tu amistad, feliz navidad.


::Los duendes serán los mensajeros de la buena nueva: Papá Noél pronto llegará y tus obsequios están a punto de salir de su bolsa.¡Ofrécele un abrazo de bienvenida!¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.


::Ya soy toda una señorita pero esta noche volveré a ser una niña y esperare con ansias y alegría la llegada de la navidad, hoy solo quiero estar contenta, Feliz navidad para todos.


::Cuando sean las doce y todos se den el abrazo de navidad acuérdate del niño Dios y dale gracias por hacer posible este momento inolvidable, Feliz Navidad !


::Si alguna vez cometiste un error con alguien a quien amabas ve a visitarlo en esta
navidad, no temas porque en esta fecha todos nos llenamos de amor, Feliz Navidad.

::Solo te pido algo, si quieres sentir pureza en el alma y amor por los demás , ven con nosotros y celebra esta navidad, llegues o no aquí con nosotros, siempre te desearemos una Feliz navidad.

viernes, 30 de noviembre de 2012

CONVERSACIONES CON DIOS

HOMBRE: Padre Nuestro que estas en los cielos..
DIOS: Si.. Aquí estoy..
HOMBRE: Por favor ... no me interrumpa. ¡Estoy rezando!
DIOS: ¡Pero tu me llamaste!..
HOMBRE: ¿Llamé? No llamé a nadie. Estoy rezando.... Padre Nuestro que estas en los cielos...
DIOS: ¡¡¡Ah!!! Eres tú nuevamente.
HOMBRE: ¿Cómo?
DIOS: ¡Me llamaste! Tú dijiste: Padre Nuestro que estás en los Cielos. Estoy aquí. ¿En que te puedo ayudar?
HOMBRE: Pero no quise decir eso. Estoy rezando. Rezo el Padrenuestro todos los días, me siento bien rezando así. Es como cumplir con un deber. Y no me siento bien hasta cumplirlo.
DIOS: Pero ¿cómo puedes decir Padre Nuestro sin pensar que todos son tus Hermanos, ¿Cómo puedes decir que estás en los cielos, si no sabes que el cielo es paz, que el cielo es amor a todos...
HOMBRE: Es que realmente no había pensado en eso.
DIOS: Pero... prosigue tu oración.
HOMBRE: Santificado sea tu nombre...
DIOS: ¡Espera ahí! ¿Qué quieres decir con eso?
HOMBRE: Quiero decir... quiero decir... lo que significa. ¿Cómo lo voy a saber? Es parte de la oración. ¡Solo eso!
DIOS: Santificado significa digno de respeto, santo, sagrado.
HOMBRE: Ahora entendí. Pero nunca había pensado en el sentido de la palabra SANTIFICADO. 'Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo...'
DIOS: ¿Estás hablando en serio?
HOMBRE: Claro! ¿Por qué no?
DIOS: ¿Y que haces tú para que eso suceda?
HOMBRE: ¿Cómo qué hago? ¡Nada! Es que es parte de la oración, hablando de eso... sería bueno que el Señor tuviera un control de todo lo que acontece en el cielo y en la tierra también.
DIOS: ¿Tengo control sobre ti?
HOMBRE: Bueno... ¡Yo voy a la Iglesia!
DIOS: ¡No fue eso lo que te pregunté! ¿Qué tal el modo en que tratas a tus hermanos, la forma en que gastas tu dinero, el mucho tiempo que das a la televisión, las propagandas por las que corres detrás, y el poco tiempo que me dedicas a Mi?
HOMBRE: Por favor, ¡Para de criticar!
DIOS: Disculpa. Pensé que estabas pidiendo que se haga mi voluntad. Si eso fuera a acontecer.. ¿Qué hacer con aquellos que rezan y aceptan mi voluntad, el frío, el calor, la lluvia, la naturaleza, la comunidad....
HOMBRE: Es cierto, tienes razón. Nunca acepto tu voluntad, pues reclamo por todo. Si mandas lluvia, pido sol.. si mandas sol me quejo del calor, si mandas frío, continuo reclamando; pido salud, pero no cuido de ella, dejo de alimentarme o como mucho.
DIOS: Excelente que reconozcas todo eso. Vamos a trabajar juntos tú y yo. Vamos a tener victorias y derrotas. Me está gustando mucho tu nueva actitud.
HOMBRE: Oye Señor, preciso terminar ahora, esta oración está demorando mucho más de lo acostumbrado. Continúo...'el pan nuestro de cada día dánoslo hoy'...
DIOS: ¡Para ahí! ¿Me estas pidiendo pan material? No solo de pan vive el hombre sino también de Mi Palabra. Cuando Me pidas el pan, acuérdate de aquellos que no lo tienen. ¡Puedes pedirme lo que quieras, deja que me vea como un Padre amoroso! Estoy interesado en la última parte de tu oración, continúa...
HOMBRE: 'Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden...'
DIOS: ¿Y tu hermano despreciado?
HOMBRE: ¿Ves? Oye Señor, él me criticó muchas veces y no era verdad lo que decía. Ahora no consigo perdonarlo. Necesito vengarme.
DIOS: Pero.. ¿Y tu oración? ¿qué quieres decir con tu oración? Tú me llamaste y estoy aquí, quiero que salgas de aquí transformado, me gusta que seas honesto. Pero no es bueno cargar con el peso de la ira dentro de tí! ¿Entiendes?
HOMBRE: Entiendo que me sentiría mejor si me vengara.
DIOS: ¡No! Te vas a sentir peor. La venganza no es buena como parece. Piensa en la tristeza que me causarías, piensa en tu tristeza ahora. Yo puedo cambiar todo para ti. Basta que tú lo quieras.
HOMBRE: ¿Puedes? ¿Pero cómo?
DIOS: Perdona a tu hermano, y Yo te perdonaré a ti y te aliviaré.
HOMBRE: Pero Señor.. no puedo perdonarlo.
DIOS: ¡Entonces no me pidas perdón tampoco!
HOMBRE: ¡Estás acertado! Pero solo quería vengarme, quiero la paz Señor. Está bien, está bien: perdono a todos, pero ayúdame Señor!. Muéstrame el camino a seguir.
DIOS: Esto que pides es maravilloso, estoy muy feliz contigo. Y tú... ¿Cómo te estas sintiendo?
HOMBRE: ¡Bien, muy bien! A decir verdad, nunca me había sentido así. Es muy bueno hablar con Dios.
DIOS: Ahora terminemos la oración.. prosigue...
HOMBRE: 'No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal...'
DIOS: Excelente, voy a hacer justamente eso, pero no te pongas en situaciones donde puedas ser tentado.
HOMBRE: y ahora.. ¿Qué quieres decir con eso?
DIOS: Deja de andar en compañía de personas que te llevan a participar de cosas sucias, secretas. Abandona la maldad, el odio. Todo eso te lleva al camino errado. No uses todo eso como salida de emergencia.
HOMBRE: ¡No te entiendo!
DIOS: ¡Claro que entiendes! Has hecho conmigo eso varias veces. Vas por el camino equivocado y luego corres a pedirme socorro.
HOMBRE: Tengo mucha vergüenza, perdóname Señor.
DIOS: ¡Claro que te perdono! Siempre perdono a quien está dispuesto a perdonar también. Pero cuando me vuelvas a llamar acuérdate de nuestra conversación, medita cada palabra que dices. Termina tu oración.
HOMBRE: ¿Terminar? Ah, sí, 'AMEN!'
DIOS: ¿Y qué quiere decir 'Amén'?
HOMBRE: No lo sé. Es el final de la oración.
DIOS: Debes decir AMEN cuando aceptas todo lo que quiero, cuando concuerdas con mi voluntad, cuando sigues mis mandamientos, porque AMEN quiere decir ASÍ SEA , estoy de acuerdo con todo lo que oré.
HOMBRE: Señor, gracias por enseñarme esta oración, y ahora gracias también por hacérmela entender.
DIOS: Yo amo a todos mis hijos, pero amo más a aquellos que quieren salir del error, a aquellos que quieren ser libres del pecado. ¡Te bendigo, y permanece en mi paz!
HOMBRE: ¡Gracias Señor! ¡Estoy muy feliz de saber que eres mi amigo!
Autor desconocido
LEE CON ATENCIÓN LO QUE SIGUE
Pedro negó a Jesús tres veces.
¡Durante 60 segundos, deja lo que estas haciendo, y aprovecha esta oportunidad!
Veamos si Satán puede detener esto. Todo lo que tienes que hacer es lo siguiente :
1.Simplemente ora por la persona que te envió esto .
2.Luego, envíala a las personas que conozcas.
3.En un rato, más personas habrán orado por ti, y tu habrás logrado que muchas personas oren a Dios por otras personas.
4.Luego, piensa por un momento y aprecia el poder de Dios en tu vida, por hacer lo que tu sabes que a El le encanta. Jesucristo dijo, 'Si tú no te avergüenzas de mí, yo no me avergonzaré de ti ante mi Padre'.
Si no tienes vergüenza, envía este mensaje...solo si crees en ello.
'Sí, amo a Dios. El es mi fuente de existencia y mi Salvador. El me mantiene funcionando día y noche. Sin El, nada soy, pero con El todo lo puedo en Cristo que me da fuerza'.
Esta es la prueba mas simple. Si amas a Dios y no te avergüenzas de todas las cosas maravillosas que El ha hecho por ti, envía esto a todas las personas que conozcas, y a la persona que te la envió

martes, 27 de noviembre de 2012

CUAL ES LA CUERDA A LA QUE TE AFERRAS ?


Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua inició su travesía después de años de preparación pero quería la gloria para él solo, por lo tanto, subió sin compañeros. Empezó a subir y se le fue haciendo tarde y más tarde y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo, decidió llegar a la cima.
Obscureció, la noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas eran cubiertas por las nubes.
Subiendo por un acantilado a tan sólo 100 metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los aires... caía a una velocidad vertiginosa, sólo podía ver veloces manchas cada vez más oscuras que pasaban en la misma oscuridad y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad.
Seguía cayendo... y en esos angustiantes momentos, pasaron por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de la vida, pensaba que iba a morir, sin embargo de repente sintió un tirón tan fuerte que casi lo parte en dos...
Como todo buen alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con candados a una larguísima soga que lo amarraba de la cintura.
En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedó más remedio que gritar: "¡Ayúdame, Dios mío!" De repente una voz grave y profunda de los cielos contestó: "¿Qué quieres que haga, hijo mío?" "Sálvame, Dios mío." "¿Realmente crees que te pueda salvar?" "¡Por supuesto, Señor!" "Entonces corta la cuerda que te sostiene..." Hubo un momento de silencio y quietud. El hombre se aferró más a la cuerda y reflexionó...
Cuenta el equipo de rescate que al otro día encontraron a un alpinista congelado, muerto, agarrado con fuerza con las manos a una cuerda... ¡A tan sólo dos metros del suelo... ! Y tú... ¿qué tan confiado estás de tu cuerda? ¿Por qué no la sueltas?...

lunes, 26 de noviembre de 2012

5 MANAERAS DE ACTIVAR TU ACTITUD POSITIVA

Concentrarse en lo bueno:
Busca lo bueno en cada situación. Por difícil que parezca en ocasiones, siempre hay un bien que recibir en cada experiencia de la vida. Siempre hay un bien que recibir. Encuéntralo y tu actitud tomará una dirección positiva y te acercara a la meta y al éxito.

Busca la lección en todo lo que haces y lo que te sucede:

Así podemos aprender de la situación, esta toma un significado completamente nuevo. Hay que comprender cualquier situación que enfrentemos en algunos momentos y aprenderemos por la experiencia.

Concéntrate en la solución:

Concentrémonos rápidamente en la solución, no en el problema y dividirlo en tareas que se puedan ir manejando, planear las actividades que se deben de llevar a cabo para resolver la situación son formas que nos darán “luces” para resolver los problemas, y lo más importante es ejecutarlas, es decir ¡actuar!

Piensa en el futuro

Debemos enfocarnos en el futuro y no en el pasado. No se puede cambiar el pasado, enfoquémonos en lo que se quiere lograr y en cómo podemos llegar a ello desde donde nos encontramos ahora. Organicemos nuestros días de manera que practiquemos esto continuamente y nos ayudará a lograr el hábito.

Piensa cómo piensan las personas de éxito

Las personas de éxito sabemos que una actitud positiva es una herramienta indispensable. tu también puedes ser tan positivos como quieras, busca la lección a aprender, enfócate en la solución y piensa en el futuro. Si piensas como las personas de éxito piensa utilizando tu mente para ejercer control de la situación, te mantendrás positivo y con buen espíritu la mayor parte del tiempo.

Incluso recibirás la recompensa que viene con esa actitud mental positiva, como todas las personas de éxito lo han aprendido….

Activa tú Actitud positiva a partir de hoy.

viernes, 23 de noviembre de 2012

LAS 4 ESPOSAS

Había una vez un rey que tenía cuatro esposas.
Él amaba a su cuarta esposa más que a las demás y la adornaba con ricas vestiduras y la complacía con las delicadezas más finas. Sólo le daba lo mejor.
También amaba mucho a su tercera esposa y siempre la exhibía en los reinos vecinos. Sin embargo, temía que algún día ella se fuera con otro.
También amaba a su segunda esposa. Ella era su confidente y siempre se mostraba bondadosa, considerada y paciente con él. Cada vez que el rey tenía un problema, confiaba en ella para ayudarle a salir de los tiempos difíciles.
La primera esposa del rey era una compañera muy leal y había hecho grandes contribuciones para mantener tanto la riqueza como el reino del monarca.
Sin embargo, él no amaba a su primera esposa y aunque ella le amaba profundamente, él apenas se fijaba en ella.
Un día, el rey enfermó y se dió cuenta de que le quedaba poco tiempo. Pensó acerca de su vida de lujo y caviló: "Ahora tengo cuatro esposas conmigo pero, cuando muera, estaré solo".
Así que le pregunto a su cuarta esposa: "Te he amado más que a las demás, te he dotado con las mejores vestimentas y te he cuidado con esmero. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?
¡Ni pensarlo! Contestó la cuarta esposa y se alejó sin decir más palabras.
Su respuesta penetró en su corazón como un cuchillo filoso.
El entristecido monarca le pregunto a su tercera esposa: Te he amado toda mi vida. Ahora que estoy muriendo, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?
¡No! Contestó su tercera esposa. ¡La vida es demasiado buena! ¡Cuándo mueras, pienso volverme a casar!"
Su corazón experimentó una fuerte sacudida y se puso frío.
Entonces preguntó a su segunda esposa: "Siempre he venido a ti por ayuda y siempre has estado allí para mí. Cuando muera, ¿estarías dispuesta a seguirme y ser mi compañía?
¡Lo siento, no puedo ayudarte esta vez!". Contestó la segunda esposa. "Lo más que puedo hacer por ti es enterrarte".
Su respuesta vino como un relámpago estruendoso que devastó al rey.
Entonces escuchó una voz: "Me iré contigo y te seguiré dondequiera tu vayas". El rey dirigió la mirada en dirección de la voz y allí estaba su primera esposa. Sé veía tan delgaducha, sufría de desnutrición. Profundamente afectado, el monarca dijo: ¡Debí haberte atendido mejor cuando tuve la oportunidad de hacerlo!
En realidad, todos tenemos cuatro esposas en nuestras vidas.
Nuestra cuarta esposa es nuestro cuerpo. No importa cuanto tiempo y esfuerzo invirtamos en hacerlo lucir bien, nos dejará cuando muramos.
Nuestra tercera esposa son nuestras posesiones, condición social y riqueza. Cuando muramos, irán a parar a otros.
Nuestra segunda esposa es nuestra familia y amigos. No importa cuanto nos hayan sido de apoyo a nosotros aquí, lo más que podrán hacer es acompañarnos hasta el sepulcro.
Y nuestra primera esposa es nuestra alma, frecuentemente ignorada en la búsqueda Sin embargo, nuestra alma es la única que nos acompañará dondequiera que vayamos. ¡Así que, cultívala, fortalécela y cuídala ahora!
Es el más grande regalo que puedes ofrecerle al mundo. ¡Hazla brillar!

jueves, 22 de noviembre de 2012

ALIENTO COTIDIANO

La vida es una larga escalera que a veces con tropiezos, debemos subir. Pero siempre hay descansos para meditar, para evaluar lo alcanzado y tomar aliento, para subir el siguiente escalón.

Nada se obtiene de la noche a la mañana, todo se construye día a día, no se trata de realizar esfuerzos gigantes.  Con la ayuda del Todopoderoso, con empeño y pequeñas disciplinas cotidianas, podemos llegar tan lejos como deseamos.

Ante todo debemos mirar hacia adelante sin prevenciones. De cada error debemos sacar una enseñanza. Lo mejor es poner la frente en alto para dejar atrás la adversidad y con optimismo mirar hacia el futuro.

Debemos valorar y agradecer a Dios tantas cosas valiosas que tenemos, no tanto en lo material, pues puede ser pasajero, más importante son nuestros valores espirituales, nuestras almas generosas, la familia que conformamos y nuestros cinco sentidos para poder trabajar.

Miremos pues, cuántos caminos nos quedan por recorrer y cuántas metas tenemos aún por alcanzar.

martes, 20 de noviembre de 2012

EL ARTE DE NO ENFERMARSE

Si no te quieres enfermar...
Habla de tus sentimientos.
Emociones y sentimientos que son escondidos, reprimidos, terminan en enfermedades como: gastritis, úlcera, dolores lumbares, dolor en la columna.
Con el tiempo, la represión de los sentimientos degenera hasta el cáncer.
Entonces, vamos a sincerar, confidenciar, compartir nuestra intimidad, nuestros “secretos”, ¡nuestros errores!...
El diálogo, el hablar, la palabra, ¡es un poderoso remedio y una excelente terapia!
Si no te quieres enfermar...
Toma decisiones.
La persona indecisa permanece en duda, en la ansiedad, en la angustia. La indecisión acumula problemas, preocupaciones, agresiones.
La historia humana es hecha de decisiones.
Para decidir es preciso saber renunciar, saber perder ventajas y valores para ganar otros.
Las personas indecisas son víctimas de dolencias nerviosas, gástricas y problemas de la piel.
Si no te quieres enfermar...
Busca soluciones.
Personas negativas no consiguen soluciones y aumentan los problemas.
Prefieren la lamentación, la murmuración, el pesimismo. Mejor es encender un fósforo que lamentar la oscuridad.
Una abeja es pequeña, pero produce lo más dulce que existe.
Somos lo que pensamos. El pensamiento negativo genera energía negativa que se transforma en enfermedad.
Si no te quieres enfermar...
No vivas de apariencias.
Quien esconde la realidad: finge, hace poses, quiere siempre dar la impresión de estar bien, quiere mostrarse perfecto, bonachón, etc., está acumulando toneladas de peso...
Es una estatua de bronce con pies de barro.
Nada peor para la salud que vivir de apariencias y fachadas. Son personas con mucho barniz y poca raíz.
Su destino es la farmacia, el hospital, el dolor.
Si no te quieres enfermar...
Acéptate.
El rechazo de sí mismo, la ausencia de autoestima, hace que nos volvamos ajenos de nosotros mismos.
Ser uno mismo es el núcleo de una vida saludable.
Quienes no se aceptan a sí mismos, son envidiosos, celosos, imitadores, destructivos.
Aceptarse, aceptar ser aceptado, aceptar las críticas, es sabiduría, buen sentido y terapia.
Si no te quieres enfermar...
Confía.
Quien no confía, no se comunica, no se abre, no se relaciona, no crea relaciones estables y profundas, no sabe hacer amistades verdaderas.
Sin confianza, no hay relaciones humanas.
La desconfianza es falta de fe en sí, en los otros y en Dios.
Si no te quieres enfermar...
No vivas siempre triste.
El buen humor, la risa, el reposo, la alegría, recuperan la salud y traen larga vida.
La persona alegre tiene el don de alegrar el ambiente donde vive.
“El buen humor nos salva de las manos del doctor”.
La alegría es salud y terapia.
Sé feliz, sonríe, ama y disfruta de la naturaleza, del sol, de la lluvia, del viento, de la luz de las estrellas y de la luna; en una palabra, vive...
 
Autor: Dr. Dráuzio Varella

lunes, 19 de noviembre de 2012

LOS CUATRO MIEDOS EN LA VIDA



LOS CUATRO MIEDOS DE LA VIDA

Miedo a la Soledad   

Hay dos opciones que te propongo considerar.
La primera es que el ego trabaja en su banal causa de hacerte creer que realmente estás sóla, que tu estás unido a los demás con el fin de sentirte protagonista de la vida y encontrar el reconocimiento, en todos los niveles que te imagines, en la familia, en la pareja, en el grupo de amistades, en el trabajo y en la sociedad.

La segunda opción es que el Espíritu desea que recuerdes que eres parte de una Totalidad.
Que tú siempre estás unido a la energía integradora de Dios, que se manifiesta en una llama interior que tú posees, una luz que debes expandir.
Cuando le das fuerza a esa luz interior, comienzas a mirar con los ojos de tu corazón y empiezas a ser consciente de que siempre tienes compañía. Es la compañía con tu ser interior y con tu Creador Supremo.
Llegarás a comprender que la soledad es una maravillosa oportunidad de la vida para compartir contigo mismo.
Y justamente en este momento, empezarán a aparecer aquellas personas que vibrarán con tu misma sintonía e intensidad.

Miedo a la Escasez   
Superar el miedo a estar escaso, sin dinero u oportunidades para ser cada vez más abundante, requiere de un trabajo contigo mismo. Debes darte la oportunidad para considerar que tus emociones sientan ese “deseo de merecer lo mejor para tu vida”.
El sentimiento de víctima, es una señal de que el fantasma del miedo está invadiéndote.

Hay una palabra de siete letras que, cuando la repites, empieza a dar claridad al estado de abundancia que hoy tienes. Esta palabra es “GRACIAS”.
Cuando agradeces por todo cuanto tienes en este momento y por lo que llegará a ti, comienzas a ser perceptible de todas las cosas que Dios te ofrece cada día.
Gracias Dios por abrir los ojos este día de hoy, por poder respirar un día más.
Gracias por la cama donde duermo, por las situaciones que parecen adversas; pero me dejan sabiduría.
Gracias Dios por la sonrisa que me regaló esa persona que no conozco.
Gracias Dios por tener trabajo, por la comida caliente, por la taza de café.
Agradece y, en poco tiempo, todos tus deseos comenzarán a materializarse.

Miedo a la Enfermedad  
La enfermedad es un desequilibrio de tu estado de conciencia.
Cuando empiezas a sentirte débil, claro está que perdiste tu fortaleza interior.
“Enfermedad”, es una palabra compuesta del latín “in-firmus”, que significa “Sin Firmeza”.

Si comienzas a erradicar las auto-culpas, estarás dejando las cárceles del saboteo mental y te liberarás de estas ataduras.

El filósofo Platón dijo: “mente sana en cuerpo sano”. Piensa positivo respecto de ti mismo.
La enfermedad se contagia, como se puede contagiar la salud.
Reconcíliate con el pasado, perdona íntimamente en tu corazón todos los sucesos de dolor y llena tu corazón de alegría y paz.
Permanece también en silencio, porque Dios te hablará en este espacio de meditación.

El remedio para la enfermedad es el Amor.
Te darás cuenta que, de todos los medicamentos, el amor también crea adicción.
Conviértete en un “adicto al amor” y estarás cada vez más sano y lleno de vitalidad.
El mundo necesita que estés saludable, para poder cumplir tu rol de ser un gestor de cambios en este mundo, que necesita curar su alma.

Si hay algo de lo que podemos estar seguros es que, cuando Dios lo disponga, partiremos de esta vida. Cuando el médico nos da la primer nalgada para que comencemos a respirar, se activa la cuenta regresiva; ese tic-tac que nos indica que vamos yendo hacia el día que debamos parar. Es por eso que la vida es un constante “Pre-parar”, es decir, una invitación a trascender en cada instante vivido, hasta que llegue tu turno de “parar”.

  

Miedo a la Muerte 
Cierra tus ojos un momento e imagina que hace una semana que has muerto y que estás en el cementerio visitando tu  propia tumba. Miras tu lápida y lees tu nombre, tus fechas de nacimiento y de partida de este mundo. A continuación, piensa en cuál es la frase que escribiría la humanidad acerca de ti, en tu propia lápida.¿Qué dirían de ti? ¿Que fracasaste en muchas de las áreas de tu vida?; ¿Que la gente agradece que hayas partido, porque les hiciste la vida amarga?; o ¿Que sienten profundamente tu partida y que dejaste un espacio vacío en la humanidad, que nunca nadie podrá llenar?

Escribe en un papel que es lo que deseas que quede grabado en la piedra, cuando partas de este mundo. Trabaja, día tras día, para acercarte a este enunciado que declaras.
El miedo a la muerte se supera, cuando tu meta es proyectarte en la Trascendencia de tu amor sin condiciones, que vivirá en la memoria y los corazones de quienes hiciste contacto en la vida .