viernes, 23 de junio de 2017

LA BELLEZA

La belleza va mas allá de la piel,
mas allá de lo que otros no ven en;
alma, mente y corazón.
Pues desafortunadamente,
la mayoría de las personas
no ven mas allá
de lo que sus ojos pueden ver,
solo ven lo que ellos creen ver,
no se ven a si mismos.
La belleza no es solo una cara bonita,
ni un rostro perfecto,
un cuerpo moldeado,
mas bien la belleza es producto
de tu alma y ser.
Tal vez es por eso
que las personas no ven tu belleza
solo ven sus propias debilidades
las debilidades de si mismos.
Podríamos decir que lo vemos
exteriormente es la bonitura
porque la belleza es interior.

jueves, 22 de junio de 2017

LO VALIOSO/A QUE TU ERES

Que nadie haya sido tan afortunado de darse cuenta la mina de oro que tú eres, no significa que brilles menos.
Que nadie haya sido lo suficientemente inteligente para darse cuenta que mereces estar en la cima, no te detiene para lograrlo.
Que nadie se haya presentado aun para compartir tu vida, no
significa que ese día está lejos.
Que nadie haya notado los avances en tu vida, no te da permiso para detenerte.
Que nadie se haya dado cuenta la hermosa persona que tú eres, no significa que no seas apreciado.
Que nadie haya venido a alejar la soledad con su amor, no significa que debas conformarte con lo que sea.
Que nadie te haya amado con esa clase de amor que has soñado, no significa que tengas que conformarte con menos.
Que aun no hayas recogido las mejores cosas de la vida, no significa que la vida sea injusta.
Que Dios está pensando en una hermosa pareja para ti, no significa que tú no seas ya ideal.
Sólo porque tu situación no parece estar progresando por ahora, no significa que siempre será así.
Por eso:
Sigue brillando,
Sigue viviendo,
Sigue corriendo,
Sigue esperando,
Sigue siendo lo que ya eres...
Una creación divina de Dios.

miércoles, 21 de junio de 2017

5 señales que su ángel de la guarda está cerca de usted

¿Ha sentido alguna vez la presencia de su ángel de la guarda cerca de usted? Los ángeles son los seres celestes más cercanos de los seres humanos y son responsables de protegernos y guiarnos de la mejor manera. Cuando están de nuestro lado, podemos sentirlos a través de señales muy sutiles.
A continuación le diremos las señales que pueden demostrar que su ángel guardián está cerca de usted.

Las señales que demuestran de que su ángel de la guarda está cerca


Los ángeles son seres no-físicos que tienen diferentes vibraciones de la nuestra, debido a esto podemos sentir su presencia a través de diferentes señales muy ligeras. Algunas personas son más sensibles que otros y pueden percibir estas señales con mayor facilidad.


Los 5 signos o señales descritos a continuación son algunas de las experiencias más comunes reportados por personas de todo el mundo.

1.- Los cambios de temperatura en el medio ambiente:


Los ángeles de vibración, pueden cambiar el movimiento de las moléculas de aire, disminuyéndolas (haciendo el ambiente más frío) o acelerándolas (haciendo el ambiente más cálido). Cuando el entorno cambia inesperadamente la temperatura o se siente un frío o un calor repentino, puede ser la presencia de su ángel cerca de usted.

2.- Voz que llama por su nombre:


Nuestro ángel de la guarda conoce nuestro nombre, y muchas veces para que los sintamos, ellos pueden llamarnos con un dulce y suave tono de voz para llegar a nuestros oídos. Usted sabe la sensación y ha dicho algunas  veces: “¡Creo que alguien me ha llamado!” Luego cuando le pregunta a la gente que está a su alrededor, ellos dicen que no lo han llamado o que no escucharon nada. Sólo usted escucha a su ángel de la guarda cuando llama.

3.- Sentirse como si usted está siendo seguido o acompañado:


A menudo sentimos una presencia a nuestro lado, acompañándonos. Cuando paramos, su presencia nos calma, como si la presencia de un ser querido estuviese cerca. Si nos movemos, parece que alguien nos sigue a cualquier lado que nos movamos. Este sentimiento debemos tratar de no acompañarlo con miedos, y sentirnos seguros y protegidos porque se trata de nuestro ángel de la guarda.

4.- Luminosidades de colores:


Si ve alguna luz de color cerca de usted o a su alrededor, no se alarme. A menudo, nuestros ángeles tratan de llegar a producir chispas de luz que generan el cambio en la vibración del aire, que se aprecian rodeados de una luz de colores, la mayoría de los informes hablan de una luz azul o amarillo. No tenga miedo, es sólo su ángel de la guarda tratando de protegerlo.

5.- Comunicación a través de sueños:


Esta es la forma más común de percibir la presencia de nuestro ángel de la guarda. Te despiertas más ligero, silencioso, e incluso si usted no recuerda el sueño, parece que el camino a seguir o la decisión que tiene que tomar se hace más clara, más evidente. Nos sentimos más seguros y sensibles, porque hemos sido aconsejados por nuestros ángeles de la guarda durante el sueño.

A continuación le dejamos este vídeo de una meditación para que se conecte de manera tranquila, relajada y en paz con  su ángel de guardián. Esperamos y lo disfrute. 

martes, 20 de junio de 2017

MEMORIAS EN EL CUERPO


Puedes ayudar tu cuerpo a recordar antiguas memorias, yendo a la Naturaleza, porque ella es tu Casa antigua.
Camina por los bosques en silencio, siéntate junto a un árbol, acuéstate sobre los prados.
Toma en mano la tierra, las hojas, las flores y siente sus perfumes.
Escucha las músicas que existen allí.
Y haz esto mientras subes por una montaña o estás junto al mar.
Camina por todas partes descalza, prestando atención a lo que tus pies sienten.
Mientras haces todo esto, escucha las sensaciones del cuerpo, las emociones del corazón, el susurro del Alma.
Y luego permanece en silencio, y escucha de la Naturaleza sus músicas, sus danzas, su lenguaje, sus sabidurías.
Aquello que ahora podría crearte dificultad en hacer esto, luego se desaparecerá, por dejar espacio al deseo de hacer siempre cada vez más todo esto, porque sentirás emociones, sensaciones, ahora inimaginables, sentirás el placer de estar en tu antigua Casa.
Allí tu cuerpo recibirá una energía especial que la tierra da, que quien habita allí, para ti ahora invisible, puede donarte, que allí Yo te donaré.
En la Naturaleza tu cuerpo recibirá el despertar de las antiguas memorias.
Aquello que ahora puede parecerte incómodo, despertará en tu cuerpo, en el corazón, en el Alma, los placeres de un tiempo y los perfumes antiguos, que todavía no percibes, serán bien claros.
Junto a ellos surgirán capacidades y tus colores.
Los perfumes de la Naturaleza despiertan rápidamente los recuerdos, las sensaciones, las emociones antiguas.
La Naturaleza te ayuda a percibir lo invisible que te rodea, lo Nuevo que te espera.
Todo esto ocurrirá, si todo vivirás y sólo lo harás con el corazón, en la Luz, amando todo lo que la Naturaleza te ofrece.”

martes, 13 de junio de 2017

AGRADECE, TODO ES GANANCIA


Un hombre rico, miró a través de su ventana y vio a un hombre pobre recoger algo de su cubo de basura ... Él dijo, gracias a Dios que no soy pobre.

El hombre pobre, miró a su alrededor y vio a un hombre desnudo que se portaba mal en la calle ... Dijo: Gracias a Dios que no estoy loco.

El loco miró hacia delante y vio una ambulancia llevando a un paciente ... Dijo: Gracias a Dios no estoy enfermo.

Entonces una persona enferma en el hospital vio un carro que llevaba un cadáver a la morgue ... Dijo, gracias a Dios que no estoy muerto.

Sólo una persona muerta no puede agradecer a Dios.

¿Por qué no agradeces a DIOS hoy por todas tus bendiciones y por el regalo de la vida ... por otro hermoso día!

*Qué es la vida*?
Para entender mejor la vida, tienes que ir a 3 lugares:

* 1. Hospital*
* 2. Prisión*
* 3. Cementerio*

En el Hospital, usted comprenderá que nada es más hermoso que la SALUD.

 En la Prisión, verás que la LIBERTAD es lo más preciado.

 En el cementerio, te darás cuenta de que la vida no vale nada. El terreno que vamos a caminar hoy será nuestro techo mañana.

Triste Verdad *: Todos vienen con *Nada* e iremos con * Nada* ... Por lo tanto, permanezcamos humildes y agradeciendo a Dios en todo momento por todo.

viernes, 9 de junio de 2017

EL AMOR TE ELIJE

Si tú te encuentras enamorado de una persona que no esta enamorada de ti...no te reproches a ti mismo.
No hay nada de malo contigo, sino que el amor no eligió descansar en el corazón de la otra persona.
Si encuentras a alguien que esta enamorado de ti, y tu no lo amas, siéntete honrado de que al amor vino y toco a su puerta, pero dulcemente rechaza el regalo que no puedes devolver.
Si tú te enamoras de alguien, y esta persona se enamora de ti también, y el amor elige irse, no intentes reclamarlo o culparlo.
Déjalo ir. Hay una razón y un significado. Tú lo sabrás a su tiempo.
Recuerda que tú no eliges al amor.

EL AMOR TE ELIGE A TI.
Todo lo que puedes hacer realmente es aceptarlo, por todo su misterio, cuando entra a tu vida. Siente como el te llena hasta derramarse, y entonces encuentra la manera de compartirlo.
Dalo a la persona que lo hizo nacer en tu vida.
Dalo a otros que sean pobres de espíritu.
Dalo al rededor del mundo en todas las formas que puedas.
Es entonces que muchos que aman cometen un error, porque habiendo estado mucho tiempo sin amar, ellos entienden el amor como únicamente una necesidad.
Ellos ven sus corazones como un lugar vacío que necesita ser llenado con el amor, y ellos empiezan a ver el amor como si fuera algo que fluye para ellos en lugar de fluir desde ellos.
Acuérdate de eso, y mantenlo en tu corazón: el amor tiene su propio tiempo, sus propias estaciones, y sus propias razones para ir y venir.
Tú no lo puedes sobornar, coaccionar, motivar o insistir para que se quede. Tú solo puedes abrazarlo cuando el llega, y repartirlo con los otros cuando el venga hasta ti.
Pero si el elige dejar tu corazón, o el corazón de aquel a quien tu amas, no hay nada que puedas hacer, y no hay nada que debas hacer.
El amor es y siempre será un misterio.
Alégrate de que el haya entrado a tu vida en algún momento.
Si tu mantienes tu corazón abierto, el vendrá de nuevo a ti. La falla es la única oportunidad de comenzar de nuevo de manera más inteligente.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Como limpiar las energías negativas de su cuerpo.

Alguna vez muchas personas han deseado tener el poder, la posibilidad de completamente tener todo en la vida bien claro, eliminar toda la negatividad y comenzar con un borrón y cuenta nueva.
Bueno, esto se puede llevar a cabo, usted tiene la capacidad de como limpiar las energías negativas de su cuerpo y de su casa con sólo un par de cosas simples, de hecho, estos consejos los puede llevar a cabo o en uso sobre una base diaria o semanal, dependiendo de cómo se sienta.
Así como los insectos son hechizados por la luz externa durante la noche, la energía negativa busca la luz, por lo tanto, cuanto más cerca de la luz este usted mas son las energías negativas con las que puede entrar en contacto.
Sin protección, la negatividad puede hacerle flanquear en todos lados y robarle su felicidad, nadie es inmune esto puede causar depresión, ansiedad y otras enfermedades mentales y físicas, la energía negativa se alimenta al igual que la energía positiva.
La limpieza de su energía es también una gran manera de mantenerla intacta y única, existen sencillas maneras de como limpiar las energías negativas, una de ellas son el aire fresco y el sol que tienen poderes increíbles limpieza, a medida que el viento sopla a través de su cabello y los rayos del sol en su cara, la energía de la naturaleza siempre le hará sentir como nuevo, así que, si el tiempo lo permite, abra las ventanas o de un paseo al aire libre, sienta que el aire de limpieza ingresa a sus pulmones al inhalar, exhale luego la energía negativa y repita varias veces.
Existen Practicables Maneras de Como Limpiar las Energías Negativas de su Cuerpo


Otra manera es encender un palo laminado de salvia, esto establece la intención de lo que se va a limpiar ósea su casa, su cuerpo, un objeto, etc. y el humo sabio aligera todo, si usted está en su casa abra las ventanas para liberar la energía negativa.
La belleza y la tranquilidad de las lámparas permiten que los individuos se centren en las energías positivas que les permitan sanar mentalmente y físicamente, también se cree que las rocas sal del Himalaya transfieren los iones negativos en el aire.
Coloque sal marina alrededor de las fronteras de su casa de las ventanas, puertas se ha conocido que sirve para alejar la energía negativa de ambiente familiar.
Otra sencilla y fácil manera de cómo limpiar las energías negativas es el baño protector con bicarbonato de sodio, aceite de lavanda y sal, hay muchas recetas de desintoxicación bicarbonato de sodio y sal marina para el baño.

Es segura aplicar esta receta para su primera vez o cuando sienta que usted realmente necesita una limpieza profunda es muy eficaz, es una gran desintoxicación de su energía y su cuerpo, si usted lo hace lo suficientemente caliente que pueda soportar cómodamente y permanecer en él durante al menos 20 minutos que extraerá las toxinas del cuerpo a la superficie de la piel, esta combinación en el agua es muy alcalina que es muy saludable, el bicarbonato de sodio y la sal del mar son muy remineralizantes.

Tratamiento contra el Cáncer: ¿Por qué las células se degeneran al grado de convertirse en células cancerosas?

Qué es el cáncer?
El cáncer es un conjunto de enfermedades en las cuales el organismo produce un exceso de celulas malignas con rasgos típicos de comportamiento y crecimiento incontrolado (crecimiento y división más allá de los límites normales, invasión de tejido circundante y, a veces, metástasis). La metástasis, característica de muchos tipos de cáncer, es la propagación distante por vía fundamentalmente linfática o sanguínea, de las células originarias del cáncer y el crecimiento de nuevos tumores en los lugares de destino de dicha metástasis. Estas tres propiedades (división celular incontrolada, comportamiento aberrante y metástasis) diferencian a los tumores malignos (carcinomas) de los benignos (a veces simplemente llamados tumores), los cuales son limitados y no invaden o producen metástasis. La mayoría de cánceres forman tumores, pero algunos como la leucemia no lo hacen.

Tipos de cáncer
Todos los tipos de cáncer son causados por anormalidades en el material genético de células de esta forma transformadas. Estas anormalidades pueden ser efectos de carcinógenos, como la radiación, productos químicos (procedentes de la industria, el humo del tabaco y la contaminación en general, etc) o de agentes infecciosos. Otras anormalidades que pueden producir cáncer son adquiridas durante la replicación normal del DNA al no corregirse los errores que de forma basal se producen durante la misma, o bien son heredadas y, por consiguiente, se presentan en todas las células desde el nacimiento (por ejemplo con una mayor probabilidad de desencadenar la enfermedad). Existen complejas interacciones entre el material genético y los carcinógenos, lo cual es otro motivo por el que algunos individuos desarrollan cáncer después de la exposición a carcinógenos mientras que otros no lo hacen. Nuevos aspectos de la genética del cáncer, como la metilación del ADN y los microRNAs están siendo últimamente reconocidos y estudiados como importantes factores a tener en cuenta por si implicación.

Las anormalidades genéticas encontradas en el cáncer, tipicamente afectan a dos tipos de genes. Los oncogenes son activados en las células cancerígenas, dándoles nuevas propiedades como crecimiento y división hiperactivos, pérdida de la sensibilidad a los factores de crecimiento (que aislan a las células en sus tejidos), interacción anormal con celúlas de protección del sistema inmunitarios (encargadas de inducir la muerte en caso de patología), en definitiva, lo que es la protección contra la muerte celular programada (apoptosis) que destruye cualquier célula de forma normal cuando llega el momento para ello.


¿Por qué las células se degeneran al grado de convertirse en células cancerosas?
El inicio de las alteraciones celulares, se debe al desequilibrio funcional de las capas de ADN que se encuentran en el núcleo de todas las células.
Dicho desequilibrio es desencadenado por las emociones negativas que afectan a la segunda capa del ADN en la cual se regulan las mismas.
Los virus, son el resultado de las explosiones físicas de las células que son ocasionadas por el exceso de emociones violentas…

Amate

Muchos de los problemas que surgen a lo largo de nuestra vida son causados por lo poco que nos amamos a nosotros mismos, cuando la verdadera naturaleza del ser humano es la de que somos seres totalmente completos y capaces.
Nuestro bienestar viene dado por tener una buena estima sobre nosotros mismos. Nosotros somos más que nuestras circunstancias y más de lo que proyectamos al mundo. Lo que percibimos de nosotros y lo validamos como algo real, es lo que mostramos. Si nos consideramos personas valiosas y gozamos de una buena autoestima, el resto nos considerará de la misma forma, pero, sin embargo, si nosotros creemos que no somos válidos, que algo anda mal dentro de nosotros, que los demás son mejores y necesitamos la aprobación del resto a cada paso que damos, nuestra autoestima está por los suelos y los demás nos verán tal y como pensamos que somos.
El problema de no amarnos es que atraemos a nosotros todas esas circunstancias y personas que no nos gustan, somos como imanes y atraemos lo que somos. Qué fácil sería cambiar la ecuación y sentir que nos amamos más que a nada en el mundo ¿Qué tan diferente seria nuestra vida? ¿Qué clase de personas y circunstancias atraeríamos? Ciertamente, tenemos mucho por ganar si el amor que sentimos por nosotros mismos fuera algo sano y natural.
El amarnos y respetarnos  nos da el poder de sentirnos mejor con nosotros y por consecuencia con el resto, somos más conscientes a la hora de tomar decisiones que nos construyan como persona y somos más eficientes a la hora de enfrentarnos a los retos y desafíos que la vida nos pone enfrente.
Cada uno de nosotros al nacer se nos da el privilegio de ser especiales, únicos, brillantes, genuinos, maravillosos y se nos conceden todos los recursos internos para sentirnos gloriosos y capaces de todo. La cuestión aquí es ¿Por qué olvidamos lo grandes que somos? Y digo olvidamos porque internamente todo ese potencial sigue dentro de nosotros esperando salir de nuevo a la luz. Lo olvidamos porque lo enterramos tan profundamente que nos es imposible verlo. Llenamos nuestros pensamientos de cosas negativas sobre nosotros, ya que muy probablemente en nuestra niñez empezamos a escuchar comentarios negativos sobre nosotros, y lo peor de esto es que nos lo creímos! Sí, dimos por válido todo aquello que otras personas pudieran opinar y con el paso de los años hemos ido buscando la evidencia de que eso que nos decían era verdad.
Hoy en día existen miles de estudios sobre cómo afectan las creencias de negativas sobre nuestra vida. Si yo creo que soy estúpida porque de pequeña en un evento, (que quizá si lo pensáramos hoy a nuestra edad no lo daríamos importancia), mi manera de entenderlo era que yo era una completa estúpida, a lo largo de mi vida cada vez que algo no salga como yo quiero diré sobre mí que es porque soy una estúpida y reforzare esa creencia que hace muchos años creé sobre mí, y ya de paso me escudare tras ella cada vez que no tenga buenos resultados, sean del tipo que sea, en temas de trabajo, en relaciones, con la familia… Y de lo que no soy consciente, es que mi vida la esta dominando una niña con 5 o 7 años.
Lo primero y fundamental para empezar a amarnos y reconectar con el ser tan maravilloso que somos es pararnos por un momento y decir:” ¿Cuáles son todas esas creencias negativas que tengo sobre mí? ¿Me sirven hoy en día para tener una buena valoración de mí? ¿Esas creencias me van a ayudar a ser la gran persona que quiero mostrar al mundo? No, claro que no nos sirven. Pues comencemos a cambiarlas una por una ¿Qué es lo que quiero creer a partir de ahora sobre mí? ¿Cuáles son esas nuevas creencias que me van a impulsar a elevar mi autoestima? Este es un gran ejercicio para reflexionar sobre lo que realmente somos y no sobre lo que creemos ser.
Como ya sabemos muchos, la mejor manera de implementar en nuestro cerebro una nueva creencia sobre nosotros, es convertirlo en un hábito, y un hábito lo hacemos real a través de afirmaciones positivas y repetirlas varias veces al día durante al menos un mes hasta que lo sintamos como algo real. También es importante que empecemos a actuar “como si”…es decir, como si ya fuésemos todo eso que nos estamos diciendo.
No me cansaré de repetir la importancia de amarnos, de sentirnos valiosos y especiales, porque es una realidad y una verdad como un templo.
No te imaginas las cosas tan grandes que eres, tú quizá no seas consciente o no lo quieras ver, pero yo sé que lo eres, yo creo en la magnificencia de las personas y en el poder que tienen para tener una vida plena y llena de dicha. Pero todo parte de ti y de lo que tú quieras creer al respecto.

Cualquier cosa que quieras crear en tu vida parte de tu interior y si ese interior está sano, se siente amado y sabe que puede contar contigo pase lo que pase, conseguirás todo lo que deseas.
Amate a ti mismo y veras como te aman los demás.


por Anabel Encinas

El poder sanador del perdón y los ángeles

Nuestra imaginación no alcanza  a vislumbrar a lo que puede llegar la capacidad de los ángeles. Muchas veces cuando alguien ha sufrido una situación traumática, donde se hizo mal o creó un desequilibrio, sentimientos de falta de perdón. Cuando llevamos esta energía nos convertimos en una parte de ella. Lo cual interfiere con nuestros pensamientos, nuestros estados de ánimo y muchas veces nuestros deseos para el futuro. El punto es, cuando nos negamos a perdonar sólo nos hacemos daño a nosotros mismos – mantenemos el vínculo kármico entre nosotros y la situación abierta.  Esto limita la capacidad de nuestra alma a aprender de la situación. Puede ser muy difícil dejar ir, y los ángeles entienden eso. Saben que este proceso toma tiempo. La buena noticia es que los ángeles y el cielo tienen todo el tiempo en el universo para trabajar contigo. Incluso una fracción de segundo. El  pensar en liberar y perdonar es suficiente para empezar a hacer una diferencia. Los ángeles sólo piden que lo hagas en el lugar y el momento más cómodo para ti. Pero te piden que lo intentes por favor.

Cuando nos aferramos a la vieja energía, el estancamiento del pasado que se parece mucho a dejar los alimentos putrefactos en el refrigerador y culpar por ello a la tienda de comestibles. Tenemos la opción para sentirnos mejor, permitir  que se vaya con la asistencia de los ángeles. Ellos actuarán hasta que nosotros se los permitamos.  Con su energía nos podemos ocupar del ahora para sembrar semillas para el mañana.
La energía angélica es más poderosa que cualquier energía menor aquí en la tierra; cuando hacemos un llamado a los ángeles a trabajar con nosotros inmediatamente nos rodean en su luz. Esta luz es una vibración edificante que eleva nuestros cuerpos y almas por encima de la vibración de la negatividad y el miedo y nos permite darle la espalda a la energía negativa para utilizar nuestra energía paranuestro propio bien, en lugar de perpetuar el sufrimiento.

El pedir a los ángeles que nos rodeen con su luz celestial y que está nos penetre en cada molécula de nuestro ser y en nuestro corazón para encontrar los recuerdos más dolorosos. Con esta petición Los ángeles eliminaran rápidamente la energía inferior del miedo y la falta de perdón, lo que te permitirá irradiar una vez más la pureza y la belleza de tu alma divina.

Le puedes pedir al  Arcángel Rafael que mire  las situaciones que una vez asolaron nuestra mente y emociones para transmutar y reemplazar esta energía más bajo con el amor, la compasión y la comprensión de inmediato.
Los ángeles nos piden que no veas tu vida  tan dura. Nos recuerdan que todo esto es simplemente una fase de la existencia. Cuando piensas en las equivocaciones de los demás piensa que de tras de ellos  hay un alma hecha de amor puro. Y si bien es posible que no quieres creer eso, has de saber que el daño que hacen es un espejo de la herida que llevan. Así que en lugar de castigar a estas personas y situaciones con nuestra mente, es mejor liberarse de las ataduras del pasado – la apertura del futuro para una luz muy brillante …




Cómo nuestras emociones afectan nuestra salud

En cada momento de cada día, está teniendo lugar una conversación dentro de nosotros que es una de las más vitales en las cuales estaremos involucrados. Es la conversación silenciosa, a veces subconsciente e interminable de las señales basadas en la emoción entre el corazón y el cerebro. La razón por la cual esta conversación es tan importante es porque esa cualidad de la señal emocional que el corazón envía al cerebro determina qué tipo de químicos se liberan en nuestro cuerpo. Cuando sentimos lo que llamamos típicamente emociones negativas (por ejemplo: rabia, odio, celos e ira) el corazón envía una señal al cerebro que refleja nuestros sentimientos. Tales emociones son irregulares y caóticas y es así precisamente cómo se ven las señales que ellas envían al cerebro.

Si pueden imaginar un gráfico de los altibajos del mercado de valores en un día volátil y caótico tendrán una idea del tipo de señales que creamos en nuestros corazones en tiempo de tales emociones. El cuerpo humano interpreta este tipo de señales como estrés y pone en movimiento mecanismos para ayudarnos a responder apropiadamente.

El estrés de las emociones negativas incrementa los niveles de cortisol y adrenalina en nuestro torrente sanguíneo, las hormonas denominadas hormonas del estrés, que nos preparan para una reacción rápiday poderosa a lo que esté causándonos estrés. Esa reacción incluye re-direccionar el suministro de sangre de los órganos profundamente dentro de nuestros cuerpos a los sitios donde sea más necesaria en tales momentos: los músculos, extremidades que utilizamos para confrontar la fuente de nuestro estrés o correr tan rápido como podamos para alejarnos–nuestra respuesta instintiva de luchar o correr.

En nuestro mundo moderno de sobrecarga informativa, velocidad en las relaciones, y el sentido muy escuchado de que la vida se está acelerando, es inevitable que nuestros cuerpos sientan que estamos en un estado constante de estrés interminable. La gente que no puede encontrar una liberación de este tipo de estrés se encuentra en una lucha sostenida del modo luchar o correr, con todas las consecuencias que vienen con el territorio. Una rápida mirada a una oficina o aula de clases o hasta una mirada a los miembros de nuestra familia en la cena dominical confirma lo que sugieren los datos. No es sorpresa que veamos que la gente con los niveles más elevados de estrés sostenido también son las de peor salud.
De la misma forma que nuestro corazón envía a nuestro cerebro las señales de caos cuando sentimos emociones negativas, las emociones positivas envían otro tipo de señal a nuestros cerebros que es más regular, más rítmica y ordenada. En presencia de emociones positivas, tales como apreciación, gratitud, compasión y bondad, el cerebro libera un tipo de química muy diferente en el cuerpo. Cuando sentimos un sentido de bienestar, el nivel de las hormonas de estrés en nuestro cuerpo disminuye, a la vez que la química afirmativa de un sistema inmune poderoso con propiedades anti envejecimiento aumenta. El cambio entre la respuesta de estrés y un sentimiento de bienestar puede suceder rápidamente.
Estudios documentados por el Institute of HeartMath (IHM), una organización pionera en la investigación basada en Boulder Creek, California, ha mostrado que los niveles de cortisol pueden disminuir hasta un 23% y los niveles de DHEA, un precursor afirmativo de vida a otras hormonas vitales del cuerpo puede incrementar en un 100% si dedicamos unos tres minutos al uso de técnicas enfocadas diseñadas para producir tales respuestas. La razón por la cual estoy describiendo estos fenómenos es porque las técnicas que tienen tales beneficios en nuestra salud son las mismas que crean la elasticidad de nuestros corazones. Esta es la clave para mantener la elasticidad personal en la vida. La calidad de nuestras emociones determina las instrucciones que nuestro corazón envía a nuestro cerebro.


Autor: Gregg Braden

LA IMPORTANICA DEL AMOR A UNO MISMO



La propia-estima no puede ser verificada por los demás. Tú vales porque tú dices que es así. Si dependes de los demás para valorarte, esta valorización estará hecha por los demás”.
Puede ser que tengas una enfermedad social, una enfermedad que no se pueda curar con una simple inyección. Es muy probable que te haya infestado el virus del desprecio a ti mismo; y el único remedio conocido para esto es una buena dosis masiva de amor propio, o amor a ti mismo. Pero quizá, como mucha gente en  nuestra sociedad, tú has crecido con la idea de que está mal amarse a sí mismo. Piensa en los demás, nos dice la sociedad. Ama a tu prójimo, nos predica la Iglesia. Lo que nadie parece recordar es lo de ámate a ti mismo, y sin embargo es eso precisamente lo que vas a tener que aprender para lograr tu felicidad en el momento-presente.
De niño aprendiste que amarte a ti mismo, algo natural en aquel entonces, era lo mismo que ser egoísta y consentido. Aprendiste a pensar en los demás antes que en ti mismo, a darles mayor importancia porque de esa manera demostrabas que eras una “buena” persona. Aprendiste a anularte y te alimentaron con conceptos como el de “debes compartir tus cosas con tus primos”. No importaba que fueran las cosas que más querías, tus tesoros personales, o que ni papá ni mamá pudieran no estar compartiendo sus juguetes de adultos con los demás. Incluso puede que te hayan dicho a menudo que “los niños callan cuando hablan los adultos” y que “debes saber cuál es tu lugar”.
Los niños se consideran hermosos e importantes por naturaleza, pero al llegar a la adolescencia los mensajes de la sociedad ya han echado raíces. La desconfianza en sí mismos está en pleno apogeo. Y con el pasar de los años esta sensación recibe constantemente refuerzos. Después de todo no debes andar por el mundo amándote a ti mismo. 
Pero el amor a los demás está relacionado directamente con el amor que te tienes a ti mismo.
¿Cómo puede llegarse al punto de poder dejar que los demás sean como quieren y eligen ser sin insistir para que se pongan a la altura de lo que esperas de ellos?  
Muy sencillo. Amándote a ti mismo. Sintiendo que eres importante, hermoso y que vales mucho. Cuando hayas reconocido lo que vales y lo bueno que eres no tendrás necesidad de que los demás apoyen y refuercen tu valor y tus valores ajustando su conducta a tus instrucciones. Si estás seguro de ti mismo y tienes confianza en lo que piensas, no querrás ni necesitarás que los demás sean como tú. En primer lugar, tú eres un ser único. Por otro lado eso los privaría de su individualidad, y lo que te gusta en ellos son precisamente esos rasgos que los diferencian y hacen que sean lo que son.
La cosa empieza a armarse. Logras amarte a ti mismo y de pronto eres capaz de amar a los demás, y eres capaz de hacer cosas por los demás al poder dar y hacer cosas para ti mismo primero que nada. Así no tendrás necesidad de artimañas para amar y dar. No lo harás porque esperas retribución o gratitud sino por el auténtico placer que sientes al ser generoso y amante.
Si tu ser no vale nada, o no es amado por ti, entonces es imposible dar. ¿Cómo puedes dar amor si no vales nada? ¿Qué valor tendría tu amor? Y si no puedes dar amor, tampoco puedes recibirlo. Después de todo, ¿qué valor puede tener el amor que se le da a una persona que no vale nada? El estar enamorado, el poder dar y recibir, todas esas cosas empiezan con un ser que es capaz de amarse totalmente a sí mismo (…)
Puedes desafiar todos tus sentimientos de acuerdo a tu habilidad de amarte a ti mismo. Recuerda siempre que en ningún momento y en ninguna circunstancia es más sano odiarse a sí mismo que amarse a sí mismo. Incluso si te has portado de alguna manera que te desagrada, odiarte a ti mismo sólo te llevará a inmovilizarte y a perjudicarte.
Y en vez de odiarte a ti mismo, trata de tener sentimientos positivos. Que la equivocación o el error te sirvan de lección; haz el propósito de no repetirlos pero no los asocies con tu autoestima o autovaloración.
He aquí el meollo tanto del amor a uno mismo como a los demás. No confundas nunca tu propio valor (que es un valor dado) con tu comportamiento o con el comportamiento de los demás hacia tu persona. Y, lo repito, no es fácil. Los mensajes que nos manda la sociedad son abrumadores. “Eres un niño malo”, en vez de “Te portaste mal”.
“Mamá no te quiere cuando te comportas de esta manera”, en vez de “A mamá no le gusta cómo te portas”. Las conclusiones que sacas de este tipo de mensajes son: “Ella no me quiere, debo ser un desastre” en vez de “no le gusto a mamá”. Ésa es su decisión; y aunque no me gusta que así sea, sigo creyendo que soy importante.
Mi madre me ama. Yo me siento bien.
Yo me siento bien porque ella me ama.
Mi madre no me ama. Yo me siento mal.
Yo me siento mal porque ella no me ama.
yo soy malo porque me siento mal. Yo me siento mal porque soy malo.Yo soy malo porque ella no me ama.
Ella no me ama porque yo soy malo.
No es fácil deshacerse de los hábitos de la niñez. Es muy posible que la imagen de ti mismo se base todavía en las opiniones de los demás. Si bien es cierto que tus primeras ideas respecto a ti mismo las aprendiste de la opinión de los adultos, no es cierto que tengas que cargar con ellas para siempre. Sí, es difícil desligarse de las viejas cadenas y limpiar las heridas abiertas, pero es aún más difícil aferrarse a ellas si uno considera las consecuencias que esto implica. Con un poco de práctica y entrenamiento mental, podrás hacer unas elecciones de amor a ti mismo que te sorprenderán. ¿Quiénes son las personas que aman con facilidad? ¿Son acaso las personas que tienen un comportamiento autodestructivo? No, jamás. ¿Son las que se humillan y se esconden en un rincón? No, por cierto.
El volverse eficiente, el lograr dar y recibir amor eficazmente empieza en casa por uno mismo, con el propósito de terminar con los comportamientos emanados de la baja valoración de sí mismo que se han convertido en una costumbre y en una manera de vivir.
El primer amor: Sobre la importancia del amor a uno mismo. Wayne Dyer

Supersticiones. Abandona miedos y tradiciones innecesarias

Hablemos de las supersticiones. Seguramente has experimentado, alguna vez, miedo a sufrir mala suerte si rompiste un espejo o se cruzó en tu camino un gato negro. Las antiguas leyendas y mitos urbanos, se heredaron de generación en generación. Y esas tradiciones nos provocan miedos innecesarios.
Lamentablemente, situaciones como esa, y otras tantas, pueden provocar que tus días se conviertan en malas experiencias. Y, finalmente, debes recordar que el poder de tu mente y de tu actitud positiva, son la clave para evitar problemas.


¿Te has encontrado en un edificio u hotel que no tiene piso 13? Parece cosa de broma, pero sí existen.


No permitas que tu mente sea influenciada por supersticiones o leyendas urbanas

En las ceremonias de bodas, sobre todo en aquellas de origen judeo-cristiano, se piensa que el novio no debe ver a la novia, vestida de blanco, antes de tomar sus votos. Dicen que, calzarse al revés los zapatos, por distracción, implica padecer mala suerte toda la semana.
Si bien es real que, pasar por debajo de una escalera, implica riesgos concretos; también es real, que el hecho, por sí mismo, no debe entenderse como la indiscutible condena a sufrir una racha de mala suerte.
Abrir un paraguas dentro de casa, tirar sal sobre una mesa, o pasar directamente de mano a mano, el salero a otro comensal. Guardar zapatos bajo la cama. Escribir una carta de amor con tinta negra. Etc. Todas supersticiones irracionales; sobre todo aquellas que están totalmente fuera de nuestro control. Como que un inocente gatito negro se nos cruce por enfrente o que encontremos un ave muerta al pie de la entrada de nuestro hogar.

Debemos evitar poner en riesgo nuestra seguridad. Del mismo modo que debemos abandonar la creencia en supersticiones.

También existen las llamadas supersticiones positivas o generadoras de buena suerte.
Encontrar un trébol de cuatro hojas, romper un huesito de pollo. Tocar madera como método previsor ante algo indeseado. Llevar en la bolsa una pata de conejo. Bajarse de la cama por el lado derecho. Usar ropa interior roja, durante el último día del año. Arrojar monedas a una fuente o pozo.

La energía divina que todos emanamos, está muy por encima de todas estas supersticiones, mitos y leyendas urbanas. Y más aún, lo está nuestra innegable capacidad de razonamiento.
Siempre que mantengas elevados tus niveles energéticos, todo cuanto emprendas te saldrá bien. Por el contrario, si tu energía se ve contaminada por supersticiones y miedos ilógicos, obviamente no obtendrás los resultados esperados.
Algunos relatos de abuelos sobre este tipo de tradiciones, son interesantes y hasta divertidos. Pero no te permitas caer en sus garras. Libérate de supersticiones.

Que la luz divina brille en ti.

martes, 30 de mayo de 2017

Escucha la voz del YO SOY . . . En la Jornada diaria . . .


Cuando estés en la jornada de la vida diaria . . . sé consciente, caminante, de cada uno de tus pasos . . . Al transitar por los caminos que trae cada día . . .
Escucha en cada momento de la jornada diaria, la voz del YO SOY consciente que te habla en cada latido de tu corazón . . . En cada mirada tuya . . . en cada sonido . . .
Ella susurra en el aire que respiras . . . y habla a tus oídos en todo cuanto te rodea . . .
Escúchala en medio del tumulto y la agitación de la vida diaria; . . . nunca te olvides de ella . . .
Ella es fuente de sabiduría y de fuerza . . . y sólo te pide que escuches un instante cada día . . .
Ten los oídos siempre atentos a la voz de la sabiduría interna . . . y abierto el corazón a la reflexión profunda . . .
El hombre vive en pensamiento . . . palabra . . . y obra . . .
Dale entonces un por qué a cada uno de tus pensamientos . . . a cada una de tus palabras . . . a cada una de tus obras . . .
Que ellos sean fruto de tu voluntad y lleven la savia de tu conciencia . . .
Tú no eres la piedra inerte que yace en el camino . . . ni las hojas secas que arrastra el viento . . .
Tú eres libre . . . pues tu voluntad te guía . . .
La vida es una constante oportunidad de ser mejores . . . En las pequeñas cosas . . . en el trato con vuestros semejantes . . . en vuestros pensamientos . . . en vuestras palabras . . . en vuestras obras . . .
En la lucha por la vida . . . En cada momento de la jornada diaria . . .
. . . Caminante . . . sé consciente de tus pasos . . .

viernes, 26 de mayo de 2017

No estás deprimido, estás distraído

No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que te puebla. Distraído de la vida que te rodea: delfines, bosques, mares, montañas, ríos. No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5,600 millones.
Además no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer, y gracias a la soledad me conozco, algo fundamental para vivir.
No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubinstein interpretaba como nadie Chopin a los 90. Sólo por citar dos casos conocidos.
No estás deprimido, estás distraído, por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un solo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada. Además, la vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones.
No perdiste a nadie, el que murió simplemente, se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja por que nos hace desconfiados.
Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida.
Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás.
Recuerda a Jesús: “Amarás al prójimo como a ti mismo”. Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.
Además, la felicidad no es un derecho sino un deber, porque si no eres feliz, estás amargando a todos los que te aman. Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mandó a matar seis millones de hermanos judíos.
Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perugia, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileños, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mahler, Mozart, Chopin, Bethoven, Caravaggio, Rembrant, Velásquez, Picasso y Tamayo entre tantas maravillas.
Y si tienes cáncer o sida, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas… Y si le ganas, serás humilde, más agradecido, por lo tanto fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.
No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además, el servicio es una felicidad segura, como gozar de la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medida.
Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba hay millones de caricias que alimentan la vida.

jueves, 25 de mayo de 2017

HAY ALGO QUE CAMBIAR ? EN QUE PUEDO MEJORAR ?

El camino hacia la perfección –aún siendo conscientes de que la perfección absoluta es prácticamente imposible- es el que nos lleva no solamente hacia adelante sino, y al mismo tiempo, hacia dentro.
Ya hemos oído mil veces –incluso alguno también lo han sentido- que todo está dentro de uno, que lo importante no es lo que se puede llegar a conseguir sino lo que se puede desarrollar, y hemos oído que todas las virtudes y cualidades ya están incluidas en el ser humano, en su naturaleza, y que llevarlas hacia su máxima expresión es una tarea personal e intransferible.
En realidad no deberíamos aspirar a nada más que a ser EL QUE REALMENTE ES CADA UNO, no hace falta nada más, nada extraordinario, nada que venga de fuera y nos lo queramos injertar, porque cualquier cosa que no resida ya previamente en nuestro interior –aunque sea de un modo latente- puede generar rechazo, como algunos trasplantes.
¿EN QUÉ FALLO?
Esta es una buena pregunta para empezar.
Algunos de nuestros fallos ya los conocemos. Otros, requieren de una revisión atenta de nosotros mismos en todas nuestras facetas, y eso requiere observación y sinceridad.
Si uno es tan sincero como puede llegar a ser, y pone toda su intención en la muy noble y provechosa tarea de revisarse en sus actos y actitudes, en sus pensamientos y acciones, va a descubrir que alguna de sus rutinas inconscientes pueden ser sustituidas por otras más beneficiosas, y se va a dar cuenta de que hay algunas cosas en las que puede mejorarse.
Encontrar cosas en las que mejorarse siempre es una buena noticia.
Las cosas que no se descubren no tendrán la maravillosa oportunidad de ser mejoradas.
¿EN QUÉ PUEDO MEJORAR?
Esta es otra buena pregunta.
Esta es otra de las que requieren consideración, observación, vigilancia, esmero, cuidado, amor…porque en sus respuestas están el origen del cambio.
Ya has leído que el Ser Humano -en su esencia- está compuesto solamente de virtudes y cualidades, y que en cada uno de nosotros aún tienen una mayor o menor parte por desarrollar.
Los defectos son la parte de las virtudes y cualidades que aún no hemos desarrollado, pero a medida que vayamos puliendo y mejorando nuestro estado actual permitiremos que se sigan acercando hasta su plenitud, que es donde se donde realmente la perfección es plena.
¿QUÉ PUEDO DESARROLLAR?
Y una vez que se descubre eso en lo que uno podía ser mejor aún es cuando viene la parte interesante, que es la de llevarlo a la práctica, cueste lo que cueste, y hay que hacerlo incluso a pesar de cualquier dificultad u oposición –incluso la propia la oposición inconsciente-, y entonces es cuando se empiezan a hacer notables los avances. Con una particularidad excelente: que es uno mismo el principal beneficiario de cualquier mejora que se produzca.
El Ser Interior nos pide el perfeccionamiento, poder desarrollarse plenamente a través de nosotros, y es nuestro deber hacerle caso y colaborar.
A estas preguntas puedes añadir las tuyas propias y, por supuesto, no tiene utilidad solamente hacerse las preguntas, sino que es imprescindible recibir las propias respuestas y posteriormente llevarlas a la práctica.
Esa es tu tarea.
Repito: Tu tarea.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Algunas interpretaciones de lo que puede ser soñar con la muerte

¿Que significará soñar con la muerte? Una superstición o mito común que existe, es que si se muere en su sueño, no se despierta para hablar de él. Este no es el caso, al menos en la mayoría de las circunstancias. 
 Las siguientes son algunas de las posibles interpretaciones de estos tipos de sueños
Soñar con la muerte en general, puede representarse a eventos positivos o negativos que pueden estar teniendo lugar en su vida. A menudo, indican un deseo, puede que tenga que terminar o escapar de una situación actual que está causando desordenar el estrés. Este sueño puede implicar una persona que no sea usted morir.


Algunos creen que los sueños de muerte son buenos presagios y traerá prosperidad y la longevidad. Los sueños de muerte pueden también significar un presentimiento o una premonición de lo que está por venir, que a menudo solo refleja el estrés y la ansiedad no expresado de un individio. Sin embargo, es posible que algunos sueños puedan predecir los acontecimientos por venir.

Un poderoso símbolo de soñar con la muerte pertenece a sus propios sentimientos más íntimos. Estos sueños pueden significar o simbolizar el crecimiento interior o su necesidad de cambiar y ampliar sus horizontes. Muchas personas tienden a vivir con cierta angustia y ansiedad acerca de la muerte. Puede que estos sueños representen un método para hacer frente a ese miedo y la realidad de la misma.

El sueño de su propia muerte, a menudo ocurre cuando se enfrentan al final de algo, tal vez un matrimonio o una carrera, u otro cambio importante que altera la vida. También puede reflejar que algo ha muerto dentro de uno mismo o simbolizar un nuevo comienzo o nuevo capítulo en su vida. También podría ser un sueño que le indica a dejar todas sus preocupaciones atrás y empezar algo nuevo. Un hecho importante que el sueño puede estar diciéndole es que le eche un vistazo a sus propios hábitos y vea cómo están afectando su salud, tanto física como mental.

Muchas veces se puede soñar con la muerte de un niño. El niño podría ser una representación de sus propias creencias y conductas infantiles y la necesidad de admitir un acercamiento a la vida adulta. Es una necesidad para mejor y avanzar muchos aspectos de su vida. Sin embargo, en otros casos, puede valer para mantener el valor y la importancia de una conexión a un niño que había amado y ha perdido.


Soñar con la muerte de animales a los que le tiene miedo, puede simbolizar su aprobación y aceptación de las emociones negativas o pensamientos que desea descartar. Este sueño puede producir una respuesta, ya sea positiva o negativa en su existencia. Si este sueño da como resultado una respuesta negativa, posiblemente las represiones conductuales sean poco saludables y autodestructivas en sus relaciones. También puede ser un reflejo de cómo usted permite que otros se aprovechen de usted o abusen.

Si sueña con un ser querido que vive actualmente y que muere podría simbolizar su temor de que le puede dejar ya sea por la muerte o por cualquier otra circunstancia. Tal sueño también puede significar la pérdida de una condición o cualidad en otra persona; por ejemplo, si alguien cercano a usted le ha quitado el apoyo emocional, económico o físico a usted, este acto ha creado una influencia negativa y sin efecto en su vida.

Soñar con las personas o familiares que han muerto a veces es una manera de mantenerse conectados con ellos o revivir el impacto que habían hecho en su vida. Dependiendo de la relación que tuvo con la persona, puede ser un sueño amoroso o provocar ansiedad en representación de asuntos pendientes.

Todos los sueños de muerte representan diversos aspectos y momentos de su vida que desea cambiar o tienen dificultades para mirar. Soñar con la muerte sobre aquellos individuos que han hecho un efecto negativo en su vida, probablemente, representan las cicatrices emocionales que les quedó.

No debemos insistir en las connotaciones negativas de los sueños de muerte. Utilice el conocimiento que obtenga de ellos para centrarse en su propio crecimiento interior

El poder sanador de la conciencia

La mayoría de nosotros considera que la salud es el estado natural del ser humano y la enfermedad una ausencia o alteración de ese estado, que en términos más metafísicos también conocemos como “estado de armonía” o de “pérdida de armonía”. Pero ¿por qué nos cuesta tanto mantener ese estado natural de manera permanente? 
La conciencia tiene mucho que decir al respecto, pero vayamos por partes.
  

El síntoma como aliado


Sabemos que la medicina convencional, en su afán de especialización, investigación y análisis de las estructuras meramente orgánicas, continua a día de hoy perdiendo de vista la totalidad del ser humano a la hora de llevar a cabo un tratamiento. Si bien es cierto que cada vez son más los facultativos que tratan de integrar como buenamente pueden la filosofía holística (cuerpo-mente-espíritu) tan característica de la medicina alternativa, lo cierto es que la propia metodología académica tiende a poner el foco de atención únicamente en la resolución del síntoma (cuerpo).

Pero este método de curación, efectivo en cuanto a que nos quita la dolencia de encima prácticamente al instante, podría compararse a cuando si al prenderse una de esas lucecitas de nuestro automóvil que indican que algo marcha mal, en lugar de interrumpir el viaje para llevar el coche al taller, quitáramos la bombilla para que dejara de importunarnos y diéramos el incidente por resuelto. Si no fuera porque el cuerpo tiene su propio “taller de reparaciones”, no cabe duda de que todos acabaríamos tarde o temprano “tirados en la cuneta de una carretera”. Sin embargo, esto es lo que hacemos cada vez que nos disponemos a apagar el síntoma (a base de analgésicos, ansiolíticos, antihistamínicos, antitérmicos…), sin dedicar un solo minuto a pensar cual ha podido ser la causa de esa dolencia que percibimos como enfermedad.


El cuerpo físico es un magnífico y sofisticado vehículo de expresión y manifestación de la conciencia del ser humano en el plano físico, que como tal, está al servicio de su ocupante. No obstante, ocurre que el cuerpo responde tanto a las órdenes que proceden de la parte consciente del ser, como de su inconsciente. El cuerpo expresa la totalidad del ser. Y aquello que en nuestro cuerpo se manifiesta como síntoma, no es otra cosa que la expresión visible de un proceso invisible que con su señal solo pretende interrumpir nuestra cotidianidad para avisarnos de una anomalía.

Cuando comprendemos la diferencia entre enfermedad y síntoma, nuestra actitud y relación con la enfermedad se modifica rápidamente. Dejamos de considerar al síntoma como nuestro gran enemigo al que hay que aniquilar, para verlo como un aliado que puede ayudarnos a encontrar lo que nos falta, aquello de lo que nos somos conscientes y que es causa de nuestra enfermedad.

Los efectos de la dualidad



Cuando una persona dice de sí misma que es: trabajadora, tolerante, pacífica, amante de los animales, abstemia, vegetariana, etc., significa que a cada una de estas características le precedió una elección. Optó entre dos posibilidades, eligió una y descartó la otra. De este modo con el “soy trabajador, tolerante y pacífico”, excluye automáticamente el “soy vago, intolerante y violento”. Así es como vamos construyendo progresivamente nuestra personalidad e identificándonos con cada uno de los pares de opuestos que conforman nuestra percepción de la realidad. Siempre habrá uno de los dos opuestos que en mayor o menor medida será asumido como propio e integrado en nuestro ser consciente, y su contrario en cambio, considerado como ajeno, acabará siendo desterrado a la “sombra” de nuestra conciencia.

Carl G. Jung denomina “sombra” a la suma de todas las facetas de la realidad que el individuo no reconoce o no quiere reconocer en sí mismo. Todo lo que el ser humano rechaza pasa a su sombra, que es la suma de todo aquello con lo que no se identifica. De este modo el ser humano proyecta en el mundo exterior un mal que no reconoce como propio, precisamente para no tener que encontrar en sí mismo la verdadera fuente de toda desgracia.


Es decir que la enfermedad se nos presenta como una exteriorización de todo aquello que no ha pasado por el filtro de nuestra psique. Y el cuerpo en este sentido es extremadamente sincero. Una sinceridad a menudo difícil de soportar, pues ni el mejor de nuestros amigos se atrevería a decirnos la verdad tan crudamente como lo hace el cuerpo a través de los síntomas. Pero para entender lo que nos está diciendo el cuerpo, tenemos que aprender a interpretar su lenguaje. Un lenguaje psicosomático cuya “piedra de toque” se halla en estas dos sencillas preguntas:
¿Qué me impide hacer esta dolencia?  trabajar, caminar, hablar, respirar bien …
¿Qué me impone hacer esta dolencia?  descansar, cambiar hábitos, desprenderme de algo …

A partir de aquí, y a pesar de las diversas interpretaciones que podamos encontrar en multitud de medios (libros, vídeos, internet…), debería abrirse un periodo de reflexión en el que tratásemos de relacionar aquello que nos dice el cuerpo, con aquello que está teniendo lugar en nuestras vidas a todos los niveles. Y es que si todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo (órganos, músculos, huesos, articulaciones, extremidades…) cumplen una función determinada y son en conjunto el vehículo de expresión de nuestro ser en su totalidad, la parte del cuerpo que resulte afectada, tendrá necesariamente algo que ver con algún aspecto de nuestra vida del que no somos plenamente conscientes (apegos, carencias, rigideces, emociones bloqueadas, miedos…).


Por ejemplo, todas aquellas afecciones que terminan con el sufijo –itis (otitis, sinusitis, colitis, hepatitis…) y que como bien sabemos, hacen referencia a una inflamación. Son una clara incitación a que prestemos atención a un conflicto ignorado (laboral, sentimental, familiar…). Cuando no tomamos conciencia de ese conflicto o no lo asumimos como tal, éste pasará al plano físico manifestándose como una inflamación. De este modo el enfrentamiento que no hemos sido capaces de afrontar en la mente, tendremos que afrontarlo necesariamente en el cuerpo.

El cuerpo nos hace sinceros porque muestra todo aquello que no vemos o no queremos ver de nosotros mismos. Cabe no obstante aclarar, que si ya resulta difícil de por sí reconocer y asumir los mensajes que nos transmite el cuerpo, precisamente porque hacen referencia a aspectos que escapan a nuestra conciencia, la dificultad se incrementa notablemente cuando hablamos de afecciones cuyo origen habría que ir a buscar en procesos kármicos y herencias transgeneracionles; o sea, en capas mucho más profundas de nuestro ser. Sin embargo, la raíz sigue siendo la misma, ya que todo lo que percibimos en el plano físico como enfermedad, emana de nuestro vasto inconsciente.

Aquí cobra pleno significado el aforismo inscrito en el oráculo de Delfos: “Conócete a ti mismo”.
  

La conciencia de unidad



Al decir Yo, el ser humano se separa de todo lo que percibe como ajeno al Yo: el ; y, desde ese momento queda preso en la dualidad. Es decir que el Yo lo ata al mundo de los opuestos, al que también pertenecen lo interno y lo externo, el bien y el mal, la verdad y la mentira, lo justo y lo injusto, etc. El ego del individuo hace imposible percibir la Unidad de donde procede Todo, porque la conciencia dual de la realidad lo escinde todo en parejas obligándole a tener que diferenciar y a elegir. Y cuando decimos a una cosa, estamos diciendo al mismo tiempo no, a su contrario. Pero con cada no, con cada exclusión, incurrimos en una carencia, y para estar sano, hay que estar completo.

Todas nuestras manifestaciones nacen de nuestra percepción dual de la realidad, pero más allá de la dualidad está la Unidad. No obstante, para el ego, esta perspectiva de Unidad se le presenta como la Nada. Muchos suelen reaccionar con desilusión cuando descubren, por ejemplo, que el estado de conciencia que persiguen las filosofías orientales, el nirvana, significa literalmente extinción. Y como el ego siempre desea adquirir algo que percibe fuera de él, no le agrada le idea de tener que “extinguirse” para lograr obtener ese estado. Sin embargo, Todo y Nada son la misma cosa. Ese es el incuestionable origen del Ser: el Todo, el Tao, el Absoluto, Dios, el Uno que todo lo abarca, donde se aúnan los contrarios y donde nada puede existir fuera de esa unidad. En la Unidad no hay cambio ni transformación porque no está sometida al tiempo ni al espacio. La Unidad está en reposo permanente, es el Ser puro, eterno e inmortal.


La Unidad es lo único que existe realmente y por mayor esfuerzo intelectual que pretendamos hacer, solo lograremos experimentar esta realidad mediante la expansión de la conciencia. El poder sanador de la conciencia es, en este sentido, este progresivo acercamiento a la conciencia de Unidad que va iluminando paulatinamente todos los rincones de nuestro ser que estaban a oscuras. Y cuando se descubre finalmente que no hay separación alguna entre uno mismo y todos los seres de la creación, se advierte que tampoco hay lugar para la aversión, la intolerancia, la crítica ni el reproche. Se comprende que los antiguos moldes de ordenamiento que habíamos fabricado para encasillar la diversidad en la que vivimos ya no sirven, son inútiles; y que cualquier juicio de valores que pretendamos hacer solo puede ir dirigido hacia nosotros mismos.

En aquellos seres cuya luz interior ha disipado ya todas sus sombras, poco más tendrá que decir el cuerpo con su lenguaje de síntomas. Son seres altamente evolucionados que viven en un permanente estado de armonía hasta el final de sus días. Y para el resto de los humanos, la enfermedad, en la medida en que nos obliga a indagar sobre aquello que permanece oculto en nuestro interior, será como una maestra severa cuyo único un fin es ayudarnos en nuestro desarrollo conciencial hasta el instante en que logremos alcanzar la auténtica plenitud del Ser.

AUTOR: Ricard Barrufet Santolària, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org