martes, 19 de septiembre de 2017

Siempre acuérdate de lo bueno.

Acuérdate de lo Bueno . . .
Cuando el cielo esté gris . . . acuérdate cuando lo viste profundamente azul . . .
Cuando sientas frío . . . piensa en un sol radiante que ya te ha calentado . . .
Cuando sufras una temporal derrota . . . acuérdate de tus triunfos y de tus logros . . .
Cuando necesites Amor . . . revive tus experiencias de afecto y ternura . . .
Acuérdate de lo que has vivido y de lo que has dado con alegría . . .
Recuerda los regalos que te han hecho . . . los abrazos y besos que te han dado . . .los paisajes que has disfrutado . . . y las risas que de ti han brotado . . . Si esto has tenido, lo puedes volver a tener y lo que has logrado, lo puedes volver a ganar . . .
Alégrate por lo bueno que tienes y por lo bueno de los demás . . . acéptalos tal cual son . . . desecha los recuerdos tristes y dolorosos . . . y sobretodo no tengas ningún rencor . . . no te lastimes más . . .
Piensa en lo bueno . . . en lo amable . . . en lo bello y en la verdad . . .
Recorre tu vida y detente en donde haya bellos recuerdos y emociones sanas . . . y vívelas otra vez . . .
Visualiza aquel atardecer que te emocionó . . .
Revive esa caricia espontánea que se te dio . . .
Disfruta nuevamente de la paz que ya has conocido . . . piensa y vive el bien . . .
Allí en tu mente están guardadas todas las imágenes . . . ¡¡¡ Y sólo tú decides cuáles has de volver a mirar !!! . . .
No hay carga que se nos dé y no tengamos la capacidad de llevar . . . Busca siempre vivir el presente aprendiendo del pasado . . .
Y no cargues con situaciones y problemas que ya han pasado . . .
Piensa esto :
¿ Cuál era tu mayor problema hace 10 años ? . . .
Probablemente ahora sea nada . . .
Ahora, si dentro de 10 años tus problemas actuales no van a ser nada . . .
¿ Para qué vivir triste por ellos ? . . .                        Madre Teresa de Calcuta

lunes, 11 de septiembre de 2017

*SI SIENTES QUE EL MUNDO SE TE VIENE ENCIMA… ¡TOMA LAS RIENDAS DE TU VIDA!


Deja de ser espectador, deja de sentirte victima de tus circunstancias y conviértete en el protagonista de cada uno de tus días

Enfrenta tus miedos. Ya sabes…quién no arriesga no gana. Actúa en vez de paralizarte. Aún cuando las cosas no salen como esperas, siempre es mejor intentarlo que quedarte con la duda de “¿Qué hubiera pasado si lo hubiera intentado? Si analizas la vida de los triunfadores que han revolucionado el mundo podrás advertir que muchos de ellos se han enfrentado a retos a los que pocos se han atrevido. Siempre vale la pena afrontar tus miedos, ello te ayudará ser mejor e incrementará tu nivel de crecimiento personal.


No te enfoques en los aspectos negativos de la vida. Si decides ver lo positivo, puedes disfrutar de una tormenta encontrando todos tus beneficios. La felicidad está donde tú decidas, no dejes pasar oportunidades esperando el momento preciso; pues según tu perspectiva, puede ser que nunca llegue.


Toda experiencia por dura que parezca nos deja una lección de vida. Lo importante es estar siempre abierto a esas experiencias y sacarle el mayor partido para fortalecer el Espírito.


El camino más largo se inicia con el primer paso. Si quieres avanzar es preciso que lo hagas poco a poco, pero con constancia y seguridad. Si te cuesta trabajo alcanzar tus metas, avanza gradualmente, lo más importante es querer hacerlo. Emprender una acción que te pueda parecer insignificante valdrá la pena si tiene como objetivo lograr tu propósito.


Practica el desapego. Si sientes que ha llegado el momento de definir tu vida para tus propios intereses, debes hacer lo que más te conviene aunque resulte difícil de aceptar para los que te rodean.

La elección únicamente es tuya, recupera tu poder y date la oportunidad de tomar las riendas de tu vida.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Los problemas tienen solución

Libro de Urantia. Pág.1774


La gran mayoría, por no decir todos los problemas tienen solución si los abordamos con una mente serena y confiada.  “El primer paso en la solución de todos los problemas consiste en ubicar la dificultad, aislar el problema y reconocer francamente su naturaleza y gravedad.  El gran error es que, cuando los problemas de la vida despiertan nuestros temores profundos, nos negamos a reconocerlos”. 1773

No hay nada más paralizante que el temor, él nos inhibe, impidiéndonos ver una salida lógica al problema. Por eso, la mejor forma de aminorar nuestros problemas e incluso aprovecharlos para nuestro crecimiento, es permanecer unidos al Padre en forma activa, es decir, no limitarnos a orar para que Él solucione nuestras inquietudes, sino también cuestionar lo que nosotros estamos haciendo y para qué lo hacemos.  Hay veces que nos desgastamos trabajando o sufriendo por un sueño imposible, que más que una necesidad real responde a un capricho de nuestro inconsciente, motivado por el orgullo o la vanidad de querer obtener algo que no merecemos o para lo cual no hemos hecho el suficiente mérito.

 “La solución sabia y eficaz de todo problema exige que la mente esté libre de ideas preconcebidas, prejuicios personales y pasión desmedida, porque todo esto interfiere en la solución real del problema.  El poder solucionar los problemas requiere coraje y sinceridad.  Sólo las personas honestas y valientes son capaces de seguir valerosamente a través del perturbador y desconcertante laberinto del vivir, hasta donde los puede conducir la lógica de una mente sin temor.  Esta emancipación de la mente y del alma no puede producirse sin el poder impulsor de un entusiasmo inteligente”1774, y el apoyo de nuestro Ajustador.

“Debéis daros cuenta de que la mejor manera de solucionar problemas enmarañados, consiste en alejarse de ellos por un tiempo.  Así, cuando volváis descansados después de un período de esparcimiento o adoración, podréis atacar vuestros problemas con la mente más clara y mano más firme y desde luego, con el corazón más resuelto.  Muchas veces veréis que el problema se ha achicado en tamaño y proporción durante vuestro reposo de la mente y el cuerpo”. 1611

El tomar conciencia del problema que nos atañe requiere de tiempo físico, debemos hacer un alto en nuestra agitada vida, no sólo para examinar sus causas y posibles soluciones, sino también para unirnos a Dios, especialmente al Espíritu, que es quien más directamente puede guiarnos y darnos “ese reposo que renueva la mente, esa iluminación que inspira el alma, ese valor que permite enfrentarse valientemente con los problemas.  Esa comprensión que borra el temor debilitante, y esa conciencia de la unión con la divinidad es la que da al hombre la seguridad necesaria para atreverse a ser como Dios”1774.  Entonces “la fe penetra las nubes del sufrimiento para discernir la luz de la vida que se derrama del Padre con misericordia sanadora y rectitud perdurable”. 1664

 Pero para que esto suceda debemos creer en nosotros mismos y conservar la armonía interna, para ser capaces de ver el problemas en su exacta dimensión y abordarlos con una mente serena y confiada.



AUTOR: yolanda silva solano

viernes, 1 de septiembre de 2017

PENSAMIENTOS DE LOUIS L. HAY

Es frecuente que las personas con tendencias espirituales crean que "no deberían" enojarse.
Ciertamente todos nos esforzamos por llegar al
momento en que ya no culpemos a nadie por nuestros
sentimientos; pero mientras no hayamos llegado a ese punto, es más saludable que reconozcamos qué
es lo que sentimos en un momento dado.
El cáncer es una enfermedad causada por un profundo resentimiento contenido durante
muchísimo tiempo, hasta que literalmente va carcom
iendo el cuerpo. En la infancia sucede algo que
destruye nuestro sentimiento de confianza. Esta es una experiencia que jamás se olvida, v el individuo
vive compadeciéndose de sí mismo y se le hace
difícil cultivar y mantener durante mucho tiempo
relaciones significativas. Con un sistema de creencias así, la vida se muestra como una serie de
decepciones. Un sentimiento de desesperanza, desvalimiento y pérdida se adueña de nuestro
pensamiento, y nada nos cuesta culpar a otros de todos nuestros problemas. La gente que tiene cáncer,
además, es muy autocrítica. Para mí, la clave de la curación del cáncer está en amarse y aceptarse.
El exceso de peso representa una necesidad de protección. Tratamos de protegernos de heridas,
agravios, críticas, abusos e insultos, de la sexualidad y de las insinuaciones sexuales de un miedo
general a la vida, y también de miedos específicos.
Yo tengo tendencia a ser gorda, y, sin embargo, con los años me he dado cuenta de que cuando
me siento insegura e incómoda suelo aumentar uno o dos kilos. Cuando la amenaza desaparece, el
exceso de peso se va también, sin que yo haya hecho nada por eliminarlo.
Luchar contra la obesidad es perder tiempo y energía. Las dietas no funcionan, porque tan pronto
como se las interrumpe, el peso vuelve a aumentar. Amarse y aprobarse, confiar en el proceso de la
vida y depositar su segundad interna en el conocimiento del poder de su propia mente son los elementos
básicos de la mejor dieta que conozco. Póngase a di
eta de pensamientos negativos, y el problema del
peso se resolverá solo.
Demasiados padres y madres piensan que cualquier problema que tengan sus hijos se soluciona
atiborrándolos de comida. Estos niños, cuando crecen, cada vez que tienen un problema se quedan
hipnotizados ante el frigorífico abierto, diciéndose: "No sé bien qué es lo que quiero".
Para mí, cualquier clase de dolor es una indicación de culpa. La culpa siempre busca el castigo, y
el castigo crea dolor. El dolor crónico proviene de una culpa crónica, con frecuencia tan profundamente
sepultada que ya ni siquiera tenemos la menor conciencia de ella.
El sentimiento de culpa es una emoción totalmente inútil, que jamás hace que nadie se sienta
mejor ni modifica para nada una situación.
Su "sentencia" ya se ha cumplido, de manera que déjese salir de prisión. Perdonar no es más que
soltar, dejar partir...
Las embolias las provocan coágulos de sangre, una congestión en el torrente sanguíneo que al
llegar al cerebro interrumpe el aprovisionamiento de sangre a una zona cerebral.
El cerebro es el ordenador del cuerpo. La sangre es júbilo. Las venas y las arterias son canales
por donde circula esa alegría. Todo funciona bajo la ley y la acción del amor. Hay amor en cada chispa
de inteligencia que brilla en el Universo. Es imposible
trabajar y funcionar bien sin sentir amor y júbilo.
64 de 90
Louise L. Hay
Usted puede sanar su vida
El pensamiento negativo produce atascos en el cerebro, y así no queda margen para que el amor
y el júbilo fluyan libre y abiertamente.
La risa sólo puede fluir de un modo natural, y lo mismo pasa con el amor y el júbilo. La vida no es
hosca y ceñuda, a menos que nosotros la hagamos
así, a menos que decidamos verla así. Podemos
encontrar un desastre total en una mínima molestia, y un pequeño motivo de júbilo en la mayor de las
tragedias. De nosotros depende.

miércoles, 30 de agosto de 2017

5 pasos para limpiar tu alma

A veces no nos sentimos a gusto con nosotros mismos. ¿Te has parado a pensar que tal vez lo que necesitas sencillamente es limpiar tu alma? Para lograrlo, lo mejor será que sigas estos pasos que te permitirán sentirte mejor contigo y con tu propio ser.

Reduce el estrés

Organiza todos los aspectos de tu vida que más te preocupen. Piensa en obligaciones, tareas secundarias, facturas, recordatorios estresantes, etc. Plásmalo en un papel, y así podrás controlarlos tan sólo con observarlos y analizarlos.
La reducción del estrés hará que te sientas mejor contigo mismo. Estarás más conectado con la naturaleza, con el espíritu, el alma y el pensamiento, así como con la capacidad creativa para concretar metas y conseguir tus objetivos.

Observa qué rutinas ya no son útiles

La desmotivación a veces lleva a pensamientos autodestructivos o negativos. Tanto es así que levantamos sobre nosotros mismos unas expectativas muy por encima de las razonables. Lo mejor que puedes hacer es dejar de ser tan duro contigo mismo. Obsérvate de manera honesta, determinando cuáles son los comportamientos que ya no funcionan en tu vida, y viendo cuáles te ayudarían a crecer para empezar a ponerlos en práctica.

Supera tus miedos

Aunque superar los miedos no es algo exclusivamente racional, debes luchar por lograrlo con pensamientos razonados y argumentados. El miedo te impedirá relacionarte adecuadamente con otras personas. Es un estado que nos hará dudar de si seremos capaces de conseguir nuestros sueños, e incluso podrá afectarnos físicamente.
No dejes que el miedo afecte a tu vida. Así pues, cuando lo tengas, reemplázalo por pensamientos positivos.

Mantente en contacto con la naturaleza

La energía que te puede proporcionar la propia naturaleza tiene muchos beneficios. Por ejemplo, te ayudará a regular las hormonas en el cuerpo, y te mantendrá conectado a la madre tierra. Todo ello hará que te sientas más tranquilo y confiado. Para eso, sólo tendrás que hacer un esfuerzo por conectar físicamente con la Tierra con mayor frecuencia. Tú mismo verás que estos pasos se darán casi con naturalidad. Un buen modo de aprovechar al máximo esta conexión pasa por ir descalzo sobre la arena, tierra o hierba, tan a menudo como sea posible.

Líberate de las malas energías

Liberarse de las malas energías de uno mismo es algo fundamental. Ten en cuenta que nuestra aura es como un imán capturando la energía que está flotando alrededor. Aunque el aura no se puede ver, sigue siendo una parte importante en cómo nos sentimos en ese momento.
Por ello es fundamental lograr limpiar nuestra energía regularmente. Para eso podrás recurrir a diferentes técnicas, como lavar tus manos bajo agua fría posteriormente para liberar el “aura” de energía negativa. O bien darte un baño de agua y sal marina o Sal de Epsom.
Y, si tienes oportunidad, utiliza pétalos de flores para crear un spray de limpieza del espíritu. Coloca algunos pétalos en una botella de spray con agua de esencia y aplícalo sobre tu cuerpo de cabeza a pies, al menos una vez al día.
Sigue estos consejos como parte de tu rutina diaria y lo notarás. Pronto descubrirás cómo se limpia tu alma y tú abres tu mente y corazón. Descubre un mundo más pleno, feliz y confiado, ¡tú puedes!

miércoles, 16 de agosto de 2017

DIOS ES AZUCAR


```Un día la profesora le preguntó a los niños, quién sabía explicar quién era Dios? Uno de los niños levantó la mano y dijo: "Dios es nuestro Padre, Él hizo la tierra, el mar y todo lo que está en ella. Nos hizo como hijos de Él.
La profesora, buscando más respuestas, fue más lejos: “¿Cómo saben qué  Dios existe, si nunca lo vieron?”...
Todo el salón quedó en silencio...
Pedro, un niñito muy tímido, levantó sus manos y dijo:  "“Mi madre dice que, Dios es como el azúcar en mi leche que me hace todas las mañanas, y yo no veo el azúcar que está dentro de la taza mezclada con la leche, pero, si no la tuviera no tendría sabor... *Dios existe, Él está siempre en medio de nosotros, sólo que no lo vemos, pero si se fuera, nuestra vida quedaría sin sabor.”"
La profesora sonrió y dijo:  Muy bien Pedro, yo les enseño muchas cosas a ustedes, hoy tú me enseñaste algo más profundo que todo lo que yo sabía.
Ahora sé que ¡Dios es nuestro azúcar y que está todos los días endulzando nuestra vida!
Le dio un beso en la frente y salió sorprendida por la respuesta de aquel niño.```

La sabiduría no está en el conocimiento,  sino en la vivencia de Dios en nuestras vidas.
Teorías existen muchas, pero dulzura como la de Dios,  aún no existe ni en los mejores azúcares.
*No olvides colocar azúcar en tu vida.* De ésta azúcar  NO hay límites.  NO engorda más que el Alma y el espíritu, y te endulza el momento más amargo de tu vida.
Tenla siempre a mano, *y que nunca te falte esa buena azúcar que es Dios.*

martes, 8 de agosto de 2017

Ser Feliz es Mi Elección

Ser feliz es el deseo natural de todos los seres humanos, sin embargo nos cuesta convencernos que la felicidad no depende de lo que tenemos, sino que es un estado de conciencia que te permite encontrarle el resquicio legal a la vida, para ver en ella todo lo mucho que siempre nos está ofreciendo, porque todo lo que nos ocurre, se nos da para alcanzar la meta para la cual fuimos creados: ser perfectos como lo es nuestro Padre.

Cuando nos comprometemos en matrimonio hacemos el voto ante la pareja de amarla en la riqueza o la pobreza, la salud o la enfermedad ¿por qué entonces no hacer lo mismo con la Maestra Vida, con la cual estaremos en forma real atados hasta que la muerte nos separe? Sólo cuando se ama la vida es posible ser feliz, porque al amarla estamos aceptando la voluntad de nuestro Papá del cielo quien siempre, sin importar las apariencias negativas, siempre va a desear lo mejor para nosotros porque “Dios ama a cada ser humano, como un hijo individual.” y “este amor acompaña a cada criatura a lo largo de todo el tiempo y de la eternidad.”

Pero para alcanzar esta clase de verdadera felicidad, es preciso crear en lo más íntimo de nosotros, un estado de conciencia que nos conecte constantemente con la armonía, porque ella es el fruto de un trabajo serio y persistente de nuestras emociones y pensamientos positivos, que han logrado tener el liderazgo sobre nuestro ser interno, a través del auto dominio. Sólo cuando no hay contradicciones en nuestro pensar y en nuestro hacer, es posible tener armonía

En una orquesta hay muchos instrumentos, cada uno tiene su participación en la belleza de la música, si uno solo desafina, se arruina toda la melodía. Nuestra vida es algo similar… tenemos miles de cosas que hacer, pero si no las sabemos hacer cuando y donde corresponde, nuestra mente se desconcierta y en vez de armonía, obtenemos la prisa y la angustia que hoy en día es tan común en el ser humano.

Un hombre alcanza la tranquilidad, en la medida que se entiende a sí mismo como un ser que evoluciona constantemente y que está dispuesto al cambio y al conocimiento también de los demás, es una dualidad necesaria. El mayor conocimiento de nosotros y de nuestro prójimo, nos permite ver con mayor claridad las relaciones internas de las cosas, por la acción de causa y efecto, y al hacerlo cesa la agitación, el enfado, la preocupación y la congoja, y en cambio permanece el equilibrio, inalterable y sereno, porque en la medida que comprendemos a los demás somos capaces de comprendernos, porque el prójimo es nuestro propio espejo.

“ Puedes descubrir mejor los valores de los demás, descubriendo sus motivaciones. Si alguien te irrita y te produce sentimientos de resentimiento, debes buscar con simpatía el discernimiento desde su punto de vista y las razones por las cuales actúa como lo hace.” “Una vez que entiendes a tu prójimo, te vuelves tolerante y esta tolerancia crecerá en amistad y madurará en amor.”

¡Qué importante es aprender a demostrar nuestros sentimientos afectuosos.! Aprender a decir “te quiero” con frecuencia y demostrar ese cariño con un gesto, con una caricia, con un amail…Somos tan dados a criticar lo que está mal. Pero que pocas veces alabamos lo que está bien, somos mezquinos para resaltar las cualidades y los aciertos. Deberíamos recordar que Jesús nos enseñó a “abandonar los esfuerzos por quitar algo del corazón de los demás y que trabajáramos solo en poner algo dentro de las almas hambrientas” Muchas veces la gente no tiene gestos de ternura por timidez, por miedo a ser rechazados, o simplemente porque no saben hacerlo, porque nunca han recibido un trato cariñoso, o peor aun cuando a los hombres se les ha enseñado a no hacerlo, olvidando que “la sensibilidad es un atributo valioso tanto en el hombre como en la mujer. Es un grave error enseñar a los niños varones y a los jóvenes, que no es varonil mostrar ternura, o de quejarse de los dolores físicos. No hace falta ser duro para ser varonil. Esta es una manera errónea de crear hombres valientes.”

De la misma forma que la Armonía purifica el ambiente llenándolo de serenidad y paz, las discusiones y los gritos lo enrarecen y atraen lo negativo del prana que respiramos no solo nosotros, sino también nuestro entorno. “Los sentimientos negativos, las emociones desbordadas, conducen directamente a las acciones materialistas y a los actos egoístas. En cambio el discernimiento religioso y las motivaciones espirituales, conducen directamente a las acciones positivas, a los actos de servicio social y de benevolencia altruista.” poque el “aprender a amar a nuestros hermanos es una experiencia suprema de nuestra vida.” pues la sensiblidad es una forma sutil del amor que sabe recibir y que también sabe entregar amor.

El mal genio, la dureza al dar órdenes, los gestos impropios, la forma grosera o descalifificadora de hablar, son agresiones encubiertas, que duelen tanto o más que una bofetada, porque hieren y destruyen la autoestima de quien las recibe.

Todos sabemos que vivimos en una jungla en donde hay que saber defenderse para no ser devorados, pero la forma de hacerlo no es con la misma moneda, dejando aflorar nuestro carácter explosivo y destruyendo el equilibrio de la armonía. El que grita, es porque no tiene argumentos para ser escuchado, así es que aprendamos a dominar nuestro carácter y a ser conscientes del poder de la palabra, porque “ la lengua humana, es algo que muy pocos hombres pueden domar. Pero el espíritu interior, puede transformar este órgano poco dócil, en una dulce voz de tolerancia y un instrumento para manifestar misericordia.”

El autodominio es indispensable en esta lucha por sobrevivir en paz, porque él nos da el discernimiento para tomar todo en su justo medio, sin angustia pero tampoco con desidia, porque sabemos que recibiremos lo mismo que hemos sembrado. Si nuestra vida está llena de resentimiento, de odios, de pensamientos negativos, nuestra vida sólo podrá ser un ruido molesto para los que nos rodean y para nosotros mismos. En cambio, si nuestra mente está en una frecuencia de armonía, serenidad y optimismo, entonces nuestra existencia será una hermosa sinfonía.

La felicidad va siempre acompañada del entusiasmo por la vida y del aprendizaje del desapego, de lo cual conversaremos en otra ocasión, porque hay mucho que decir y aprender al respecto.


Basado en las enseñanzas del Libro de Urantia.