martes, 19 de marzo de 2019

Oración para Bendecir el Dinero



Al bendecir el dinero estarás creando abundancia, podrás pagar por tus necesidades y gustos. ¡Con la Oración que te enseñaré lo lograrás!

Es cierto que el dinero no es igual a felicidad plena, no obstante, es un fruto necesario para la subsistencia humana.

Bendecir el dinero es crear abundancia, lograr metas y objetivos. A través de la oración agradecerás a Dios y al Universo, disfrutarás de sorprendente bendición de recursos.

Antes de darte a conocer la oración que quiero compartir contigo para bendecir el dinero, deseo que revises tu fe, tu estado de ánimo actual, las energías que circundan tu realidad actual.

Si ya lo hiciste, decide si de verdad este es el momento propicio para continuar con la oración, o por el contrario deberás posponerla. ¡Recuerda que tu mente, tu ser y existencia son poderosos!


Oración para bendecir el dinero:
Gracias Dios por haberme traído hasta aquí, gracias porque el Universo ha querido y permitió que yo llegara hasta esta oración.

Gracias por mi vida, por la vida de mis seres queridos, por la vida de todos aquellos seres con los que tengo contacto diariamente, desde que me levanto hasta que vuelvo a descansar en tu paz.

Gracias porque a hoy me lo has dado todo, sé de la bondad y con el amor que me has tratado.

Entiendo que al bendecir el dinero Tú permitirás que las fuerzas del Universo se alineen para recibir abundancia y prosperidad para mi vida.

Eterno y Poderoso Dios, como creaste los elementos del Universo para nuestro bien, elementos utilizados para generar metal de valor, bendice mi cartera, mis cuentas de ahorro y crédito, todas mis finanzas, dame la sabiduría que necesito para compartir con todos los seres del Universo cada uno de tus bienes.

Bendice con amor y abundancia infinita a mi familia, mis amigos, a mí y a todas aquellas personas que te necesitan, con tu sabiduría guíame y ayúdame a forjarme como un buen administrador, libérame de todo tipo de deuda o carga económica.


Sé que por tu amor y misericordia estás bendiciendo ahora mismo mi cartera, estás dándome abundancia infinita, mis cuentas estás abiertas para dar y recibir según el orden y proporción del Universo y de la Divinidad, por su uso verdadero y eficiente mi cartera es bendecida.

Gran y Majestuoso Dios, en este momento expreso y declaro sabiduría, amor y buen criterio para administrar el dinero que está llegando a mí, a la medida que mi dinero fluye hacía otras personas también los estará bendiciendo con amor, sabiduría y abundancia.

Tu Palabra me ha enseñado que las riquezas son para compartirlas, al bendecir el dinero, estoy plenamente seguro de que tu bendición está cayendo sobre mi cartera, mis finanzas y cuentas en este justo momento.

(Visualiza en tu mente) Por tu bendición amado Dios y por la intercesión de mi Ángel de la Guarda, veo que mi billetera posee mucho dinero, tiene billetes de diversas denominaciones, mi cartera es altamente pesada por la gran cantidad de billetes  que ella alberga, mis cuentas bancarias han crecido y el dinero allí depositado es muy alto.

Postrado(a) anti Ti Gran Poderoso y Eterno Dios, quiero agradecerte por permitir que el Universo se alineara para mi beneficio, agradezco profundamente el abundante dinero que está llegando a mi existencia, dinero que es símbolo sublime de tu Infinita Abundancia y de tu inacabable Amor.

Gracias, Gracias, Gracias mi Amado Padre, gracias, gracias, gracias Universo, sé que me has escuchado y lo pedido está hecho, así fue, así sea, así es, así será.

Amén, Amén y Amén.

¿Qué sentiste al bendecir el dinero? Recuerda que el poder de la oración es sorprendente, permítete confiar, permítete crear y recrear en tu mente para que luego se cumpla en tu vida.


miércoles, 13 de marzo de 2019

¿Alimentas el Ego o Nutres el Alma?



Todos los seres humanos sin excepción anhelamos algo tan sencillo como ser felices, pero ¿somos realmente conscientes de ello? ¿Sabemos cómo serlo? ¿Vivimos verdaderamente felices? ¿Dónde buscamos esa felicidad?

Cuando decimos que sí somos felices, realmente se trata de una pseudofelicidad que proviene del ego engañoso que la reviste de emociones y la sostiene con los apegos; sin embargo, ese estado ilusorio es finito y llegará un momento en que se derrumbará como un castillo de naipes cuando sopla el viento. Esa felicidad transitoria es solo un estado emocional que, en cualquier momento y ante cualquier circunstancia adversa, como podría ser una decepción, un percance, una insatisfacción, o fruto de la reflexión, el desencantamiento, el estrés… se transforma en su contrario: la infelicidad. Toda sensación o estado que tiene su opuesto forma parte de la dualidad de la Tierra; por el contrario, todo lo que carece de opuesto proviene del sentimiento profundo del alma y ese sentimiento puro que carece de opuesto, sí perdura bajo cualquier circunstancia. La Creación simplemente ES, sin más, carece de opuesto.

A través de las sensaciones físicas de los sentidos, el ego pretende imitar la felicidad verdadera; pero esa sensación es finita, es simplemente material, debido a su dualidad le es imposible traspasar los velos hacia la conexión con tu ser verdadero: el ALMA.La verdadera felicidad es más que un estado de satisfacción puntual, es aquella que te llevará a través de los velos que empañan el alma hacia el GOZO. El gozo carece de opuesto, o lo tienes o careces de él. El gozo es indefinible con palabras y va incluso más allá del simple sentimiento, porque mana de lo más profundo, está fuera de lo material y preservado de su ruido. El estado de gozo perdura sin fin, sin límite y en constante aumento.

Cuando empiezas a sentir una gratificante sensación por alguna acción proveniente de escuchar el llamado del alma, aunque sea por un instante, percibirás un atisbo del estado de gozo y sabrás que esa es la felicidad que estabas buscando. Ese es el verdadero estado que todo ser humano busca, aun sin ser consciente de ello. Desde ese instante, anhelarás cada vez con más ansiedad llegar a ese estado, que solamente será el comienzo de una búsqueda gozosa, un flirteo entre la materia perecedera y tu verdadero estado original: el infinito. En ese momento, automáticamente empezarás a desnutrir el ego y a nutrir el alma.

Al ego, finito y perecedero, le es imposible igualar siquiera un atisbo del gozo que se siente al nutrir por primera vez el llamado de tu alma. El alma siempre te guiará por el camino correcto en la experimentación de la materia, el que más te convenga. Por el contrario, alimentar el ego te conducirá por un camino de vaivenes y altibajos, días buenos e incluso excelentes y días pésimos, malos o mediocres; es un camino pedregoso que ya nace con fecha de caducidad y que sólo evitarás si el alma lleva las riendas.

¿CÓMO ALIMENTAS EL EGO?

¿Qué otra cosa podrías ser más que el alma?

¿Acaso eres el ego, las emociones, los sentidos, los apegos…? Todos ellos son simplemente herramientas físico-mentales que están a tu disposición para poder gestionar el cuerpo físico y mental en la materia. Con ellos solamente podrás vivir, interactuar y experimentar lo material. Entonces, ¿dónde está el problema? Muy sencillo, en que todos ellos sólo existen en la materia y cuando el cuerpo y la mente se disuelven con la muerte física, desaparecen y sólo quedan las acciones que con ellos hayas pensado o ejecutado. Por lo tanto, considerarlos como reales te someterá a su dependencia.

Nutrir el ego es lo más fácil que hay en la materia; si permites que actúe y que gobierne tu andadura, el ego estará encantado de guiarte por la senda transitoria de la felicidad aparente. Aparente sí, ya que sólo perdura durante un tiempo, al igual que la materia. Aparente porque esconde siempre la contraparte de lo que realmente eres y, por lo tanto, te ofrece una simple pseudofelicidad que va y viene, que produce euforia o tristeza, dependiendo del momento o de las circunstancias.

Todo lo material, aquello que interactúa en la materia, es finito. Sin embargo, el alma es infinita, indestructible, inalterable…; más que paz constante, es gozo constante, creciente e infinito. Inimaginable con la mente material, sentirlo sólo es posible desde la conexión profunda por medio de la meditación que, conectándote más allá del consciente y del subconsciente, te lleva al supraconsciente; ahí es donde podrás experimentar esa indefinible sensación que se percibe más allá de los sentidos: los estados de paz, de bienestar y finalmente de gozo.

¿CÓMO NUTRES EL ALMA?

Para nutrir verdaderamente el alma, deberemos aplicar el principio de “dejar salir antes de entrar”. Lo que precisa el alma realmente, más que nutrientes, es que se aparten los anti-nutrientes que constantemente emiten los cuerpos mental y físico en tanta cantidad y variedad. Dichos anti-nutrientes son generados por la densidad de la materia y los estados mentales dominados por el ego, como son las emociones descontroladas, los apegos materiales y personales, las posesiones y el sentido de la posesión, la incontrolada gestión de los sentidos… Y son ellos lo que impiden que el alma se nutra con la justa y adecuada experimentación material que ésta ha preestablecido.

El alma en sí misma es el nutriente por excelencia. Lo único que necesita es expresarse libremente sin condicionantes. La energía vital de la que está compuesta, es pura nutrición para el cuerpo y la mente. Si dejas que esa energía fluya constantemente, nada más necesitarás, y el cuerpo y la mente facilitarán ese gozoso encuentro.

Los principios nutritivos básicos para el alma empiezan, primero, con el trato respetuoso a su actual envase físico, que es el cuerpo materializado, a fin de que el alma pueda experimentar en la materia sin verse entorpecida por estados tóxicos o venenosos. Después con el control férreo del cuerpo mental, el cual pretende sin desfallecer regir por su cuenta el camino experimentativo, sin tener en cuenta tu realidad verdadera.


Por tanto, liberar al cuerpo físico de tóxicos, venenos y alimentos densos, nutriéndolo con los alimentos más afines al diseño de su constitución y nutrir la mente con los pensamientos purificados procedentes de un cuerpo físico desintoxicado, serán los pilares que te ayudarán enormemente a nutrir tu alma, allanando el camino pedregoso que deja el ego a su paso y permitiéndote a ti tomar las riendas de tus vivencias y experimentaciones materiales sin sufrimiento y lleno de felicidad verdadera.

¿EL EQUILIBRIO NUTRE EL ALMA?

La regla principal de la materia se basa en vivir desde el equilibrio.

Suele decirse que tienes que ser positivo o que eres negativo, pero la mejor verdad está al margen de ambas. En el mundo dual, el equilibrio es la mejor opción y entre estos dos aspectos, entre ser positivo o ser negativo, también hay un equilibrio y es ser realista.

Ser realista es valorar las dos opciones duales indistintamente para así tomar la decisión más acertada; sin esa valoración, situado en lo negativo te será difícil salir del círculo vicioso que la negatividad provoca y, situado en lo positivo, te hará ver todo de un solo color y, cuando el camino se llene de piedras, te arrastrarán hacia el opuesto. Es fruto de la dualidad, o estás aquí o estás allí. En cambio, cuando emprendas el camino desde el realismo fruto del análisis y la reflexión de ambas polaridades, y aparezcan esas piedras, estarás plenamente preparado para tomar la mejor opción del momento. Trabajar desde ese equilibrio es lo que te permitirá que aflore la sabiduría desde la cual todo se resuelve en su forma y tiempo más adecuados a tu momento.

Lo que eres en positivo, ya lo eres y forma parte de tu realidad, pero lo que eres en negativo, es la contraparte que te sirve precisamente para experimentar y valorar lo que realmente eres. Eso es ser realista, evitar aferrarte a una de las dos posiciones y comprender que todo forma parte de tu camino de experimentación, necesitas tanto una como la otra en su justa medida a cada momento. Al igual que el ego y sus acompañantes, sírvete de ellas bajo las indicaciones del alma. Ahí reside el equilibrio para sentirte verdaderamente feliz.

¿DÓNDE BUSCAR LOS NUTRIENTES?

Toda la información y las herramientas que necesitas para nutrir tu evolución, te las ofrece el Universo aquí en la Tierra. Solemos buscar tan lejos que dejamos de ver lo que tenemos cerca de nosotros. El Universo nos ha situado sabiamente en el lugar más adecuado para recorrer nuestro camino y en ese entorno y dentro de nosotros mismos está todo lo que se precisa para ello. Pero, por defecto, el ser humano tiene la tendencia a buscar lo más lejos posible: en las galaxias, los extraterrestres, los intraterrenos, el pasado, el posible futuro, otras civilizaciones… Creemos que así encontraremos algo mucho más maravilloso que lo que existe en lo cercano. El Universo siempre te pone aquello que necesitas al alcance de la mano, en el aquí y ahora, allí donde Él mismo te ha situado; así es de sencillo. ¿Estás en la Tierra? ¡Pues busca en ella y en lo cercano a ti! Observa y encontrarás lo que precisas ya sea para tu momento, para una situación concreta y para tu evolución experimental.

Todo lo lejano puede servirte para iniciar tu andadura y tu despertar, y aportar el conocimiento previo de lo que realmente eres y cómo funciona la vida. Puede servirte para situarte y activar el proceso de toma de conciencia de tu realidad, pero quedándote anclado en lo externo, en lo lejano y siguiendo a los demás por siempre, poco o nada solucionará tus inquietudes o pesares, si no que es muy posible que te quedes atrapado en la ilusión y esa ilusión frenará tu evolución.

Lo más cercano que posees es escuchar y atender el clamor que mana de tu interior. ¿A quién vas a escuchar? ¿A los demás, al ego, a los sentidos, a los apegos…? ¿A eso que sólo te propone cierta satisfacción o felicidad temporal o a la voz de tu interior que mana de la intuición expresada en sentimiento puro y que te propone lo que más te conviene, a pesar de que en un instante determinado puede ser que tu comprensión sea incapaz de entender por qué te lleva por esos derroteros?


¡Aprovecha todas las experiencias que te brindan el ego, las emociones, los sentidos y los apegos para darte cuenta de lo que realmente eres y saca de esa experiencia valiosos nutrientes que impedirán que tu alma se nuble!

¿EL EGO ES MALO?

El ego simplemente es y trata de alimentarte con sus herramientas preferidas: los estados emocionales de la mente, las sensaciones que recibe de los sentidos físicos y los aferramientos mediante los apegos a todo, ya sean personas, cosas, situaciones… Con todo ello, el ego crea los hábitos mentales que te condicionarán y te aferrarán a esas situaciones y que, con el tiempo, formarán parte de tu vida diaria, te esclavizarán como una rueda que siempre gira en sí misma y dirás que la vida es así o que has tenido mala suerte o que todo es culpa de los demás… Y entonces, puedes seguir quejándote o utilizar el ego en su justa medida, bajo las directrices que provengan del alma, que es la alternativa más saludable y nutritiva para ti y tu realidad.

Sin el ego, sin las emociones y sin los sentidos, el funcionamiento físico para con la materia sería muy distinto. O bien te hallarías paralizado para realizar acciones materiales o estarías en el gozoso samadhi, que es el estado que se obtiene al conectar desde la materia con tu verdadera realidad y con el cual la experimentación de la dualidad deja ya de existir. Pero si tu misión de vida es precisamente experimentar en la dualidad aquello que realmente eres, deberás utilizar estas herramientas de la materia.

Sabrás que estás actuando con el ego en su justa medida, cuando te dejes guiar por la infalible sabiduría que brota de la verdadera intuición y de la inspiración instantánea que proceden del alma que se abre cuando dejas de desnutrirla y nutres saludablemente a sus acompañantes: los cuerpos físico y mental.

Ten presente que todas las acciones que realices con estas herramientas y estados físicos, alimentarán o nutrirán lo que se denomina el karma, un saco de experiencias duales que te llevarás contigo y que tendrás que gestionar cuando vuelvas. Todas ellas volverán intactas, son sólo tuyas y forman parte de ti reencarnación tras reencarnación.

¿QUÉ ES EL KARMA Y CÓMO NUTRIRLO?

“Quien da, recibe”, “Quien siembra vientos recoge tempestades”, “Lo que hagas es con lo que te encontraras”, “Ojo por ojo diente por diente”, “Quien a hierro mata a hierro muere”…

Todas estas expresiones reflejan la ley universal del karma o ley de causa y efecto, la cual rige todas las acciones y pensamientos que el reino humano produce en la tierra material. El karma es el resultado de lo que has generado, el peaje que hay que pagar sobre las consecuencias de lo que

has provocado o la cosecha que recibirás de las acciones correctas que has practicado. Tanto en un sentido como en el otro, en beneficio o perjuicio, toda acción ocasiona un tipo u otro de karma que se balancea con esa polaridad.

El karma es como la contabilidad, tienes un debe y un haber, o sumas o restas. Si tu balance de una vida es de saldo positivo, vivirás la siguiente vida lleno de plenitud, todo te funcionará y serás capaz de generar mucha abundancia. Por el contrario, si es negativo, vivirás lleno de inconvenientes y te costará generar plenitud o abundancia, tendrás que esforzarte más y a veces ni lo conseguirás.

El karma es un saco que has llenado con tus acciones; nadie puede llenártelo o vaciártelo, sólo tú tienes esa potestad. Si de ese saco solamente vas sacando y dejas de meter en él acciones correctas, llegará un momento que estará vacío y en ese momento toda tu plenitud y abundancia se acabarán de repente sin más; el buen karma se habrá terminado. Por el contrario, si cargas con él lleno de acciones incorrectas o lo sigues alimentando con ellas, deberás pasar por el peaje y revivir en cierta manera lo que has provocado; pero también tienes la opción de nutrirlo y seguir llenándolo de acciones correctas hasta diluir tus pesares.

La raíz de toda enfermedad es la ignorancia y, al mismo tiempo, es la de tus pesares y peajes kármicos. La solución a todo ello pasa por adquirir sabiduría, que es la herramienta que te proporcionará la claridad del camino que debes emprender con todos tus pensamientos, acciones y decisiones para con la materia. La sabiduría se adquiere nutriendo del alma.


Todas las acciones son kármicas y cada una de ellas te obligará a pagar un peaje o te permitirá cobrarlo; serás pagador o cobrador. Tanto en un caso como en el otro, tienes la opción de vivir esos efectos kármicos nutritivamente o insalubremente. Permanece atento, sigue llenando el saco de acciones sabias para que nunca se vacíe y puedas vivir así de forma más plena. Aunque si te toca revivirlas en su forma más dura, vívelas desde la plena nutrición del alma y así será, sin duda, una experiencia sustanciosa y feliz en vez de un pesar lastimero.

La ignorancia es fruto de escuchar y alimentar el incesante clamor del ego, mientras que la sabiduría es la que proviene de nutrir la esencia que tú eres. Las acciones realizadas desde la sabiduría nutrirán y vivificarán el alma y, al mismo tiempo, diluirán tus peajes kármicos pendientes. Pero recuerda, sólo tú puedes decidir si alimentas tu karma o lo nutres.

REFLEXIÓN

Si simplemente alimentas al cuerpo físico en vez de proporcionarle una nutrición saludable, sin preocuparte de lo que estás ingiriendo, dejándolo en manos de los hábitos, las costumbres o lo que digan los demás, el cuerpo mental actuará a sus anchas y el ego, su gestor, se apoderará de esa situación tan favorable para él. El ego dirigirá tu rumbo y el cuerpo te pedirá que sigas alimentándolo en esa forma para mantener ese estado hipnótico, entrando así en una rueda sin fin que sólo podrás romper concienciándote del gran regalo que te ofrece la Creación para que interactúes y experimentes en la materia, que no es otro que el maravilloso cuerpo físico. Activando tu poderosa voluntad, conseguirás romper los hábitos insalubres y desterrar al ego al espacio que le corresponde. Podrás así entrar en el proceso de cambiar tu alimentación hacia la nutrición que es más saludable para tu cuerpo físico y mental: su alimento original.

Al cuerpo sutil le es imposible expresarse en el ambiente material denso e intoxicado que causa la rueda intoxicadora del ego. Cuando éste domina la situación, la humilde alma simplemente se retira sigilosamente y extiende los velos que la mantendrán libre de esa vibración densa, a la espera de que decidas romper esa cadena intoxicante retroalimentada por el ego insaciable.

Limpia y desintoxica tu cuerpo físico, corta las fuentes de las que mana insalubridad, elige el proceso adecuado de recuperación y tu lucidez mental aflorará. Esa lucidez te permitirá comprender la verdadera realidad, actuar equilibradamente y así mantener al ego en su lugar. Nutre adecuadamente tu cuerpo físico, activa tu poder mental y el alma recibirá la nutrición que más le convenga en cada momento y nutrirá a su vez a las decisiones y a las acciones.

Recuerda siempre que para ser feliz se ha de actuar desde el equilibrio y para ello es imprescindible que nutras adecuadamente todos tus cuerpos. Practica asiduamente la meditación, porque cuando a través de ella contactes verdaderamente con el alma, allí hallarás todas las respuestas.

¡Te deseamos una nutritiva experimentación en tu vida y, sobre todo, que seas verdaderamente feliz!

Autor: Josep María
 Montserrat – Nutricionista Celular

lunes, 11 de marzo de 2019

SOMOS UNIVERSALES

No hace falta pensar mucho para entender que el Universo es movimiento, armonía, creación, amor y expansión. Si   nosotros vivimos dentro de este Universo, entonces todas las manifestaciones residen dentro de nosotros.

El mayor tesoro   que poseemos  es saber en lo más profundo de nuestro corazón que nuestro Creador y nosotros somos  Uno, que somos parte de la Única Entidad existente y que por ello nunca estamos solos.

Todas las formas de vida son parte del juego evolutivo y que están, paralelamente, proporcionando información y pautas para nuestra integración como seres cósmicos.

Debemos ya tener claro en nuestra  conciencia  que somos seres de luz procedentes del plano de la inmortalidad. No permitamos que los  miedos que se  generen por circunstancias adversas nos puedan afectar en lo más mínimo en  nuestras vidas.  No somos nuestros cuerpos físicos o mentes. Nuestro Yo Superior o esencia divina es la única realidad existencial más allá del presente, pasado o futuro.

No existen enemigos en el exterior; nuestro mayor enemigo son nuestros deseos, apegos, y mentes desordenadas que nos programan para que actuemos de forma automática y sin razonar. El razonamiento de lo que somos más allá del tiempo, del espacio, del cuerpo y la mente nos permite comprender que sólo nosotros somos los responsables de nuestros propios procesos de crecimiento interior. Debemos analizar con objetividad cualquier oportunidad, aunque nos parezca negativa, porque nos ayudará a crecer con mayor rapidez.

miércoles, 6 de marzo de 2019

DESPERTAR INTERNO

Si ya has despertado y ves como duermen los demás a tu alrededor, entonces camina de puntillas, respeta su sueño y descubre la perfección de sus propios tiempos, así como fueron perfectos los tuyos. Cuando ellos abran sus ojos, el fulgor de tu brillo les ayudará a despertar sin necesidad de que hagas nada. 

Si aún duermes, relájate y disfruta tu sueño, estás siendo mecido y cuidado. Despertar no es un acto de magia, aunque llena de magia tu vida. Despertar no tiene nada que ver con el mundo externo, aunque todo lo que te rodea parece tener un nuevo brillo. Despertar no cambia tu vida, si bien sientes que todo ha cambiado. Despertar no borra tu pasado, pero al mirar atrás lo percibes como la historia de alguien muy querido que aprendió muchas cosas, pero sientes que ese alguien ya no eres tú. Despertar no despierta a tus seres queridos, pero ellos se ven más divinos ante tus ojos. Despertar no sana todas tus heridas, pero ellas dejan de gobernarte. Despertar no te hace más popular, pero ya no volverás a sentirte solo. Despertar no te embellece ante los demás, pero te hace perfecto ante tu propia mirada. Despertar no te da más poder, pero descubres el poder que tienes. Despertar puede que no disuelva los barrotes de tus cárceles, pero te da la libertad de ser tú mismo. Despertar no cambiará el mundo, al menos de repente, pero te cambiará a ti. Despertar no te quita responsabilidad, muy por el contrario, te da conciencia de las consecuencias de tus actos y elecciones. Despertar no te hace tener siempre la razón, más bien ya no sientes la necesidad de tenerla. Despertar es amarte a ti mismo, con tus límites y con tus experiencias, es amar al otro como parte de tu ser y es amar a la existencia. Permítete disfrutar de la experiencia de ser ese Ser maravilloso que ya eres. Tu vida es un Acto Sagrado pues es la creación del Dios que hay en ti, que eres tú.
 
 
DEEPAK CHOPRA

miércoles, 20 de febrero de 2019

MANOS SANADORAS



Las investigaciones científicas actuales indican que la imposición de manos crea una energía capaz de curar el dolor, reducir la ansiedad, generar ondas cerebrales capaces de llevar al ser sanado a una relajación suprema, así mismo, aumentar la cantidad de hemoglobina que porta el oxígeno en la sangre.

La Dra. Dolores Krieger quien ha sido profesora de Enfermería en la Universidad de Nueva York, realizó diversas investigaciones en las que se destaca la técnica de imposición de manos. Aseguró que se trata de una técnica terapéutica sanadora para que las enfermeras utilicen en el tratamiento de sus pacientes.

En el año de 1971, realizó una investigación en la que descubrió que esta técnica utilizada en pacientes aumentaba la presencia de un pigmento proteico en la sangre, así que decidió enseñar la técnica de imposición de manos a sus estudiantes.

La médica en mención asegura que la enfermedad es un “desequilibrio en el campo energético de un individuo”, lo que haría el sanador con sus manos sería modular y dirigir ese campo de energía en el que utiliza el sentido del tacto como telerreceptor. ¡Realmente poseemos manos sanadoras, el poder de curar está en cada uno de nosotros!
Curar a un enfermo ocurre por la “imperturbabilidad” y “reequilibrio” del campo energético de ese paciente. Realidad que permite la reanudación de un flujo de energía más natural, en el que se transfiere energía dirigida del curador al enfermo.Textualmente dice la Dra. Krieger “los seres humanos son sistemas abiertos. Parecen ser un nexo de todos los campos en los cuales la vida participa. Es decir, los seres humanos son las matrices energéticas tanto de campos inorgánicos como orgánicos, tanto psicodinámicos como conceptuales (es decir, el electromagnetismo es sólo una interfaz de todo el complejo). Por lo tanto, los seres humanos son exquisitamente sensibles a los fenómenos de ondas (es decir, la energía). Utilizando la lógica deductiva reexaminé mis estudios previos en ciencias de la vida. Se me ocurrió que, a nivel físico, esta proyección de la energía humana durante el acto curativo se fundamenta, en la persona enferma, a través de una “resonancia de transferencia de electrones” (Krieger, Dolores 1987. Op.Cit.).

¡Sorprendente!, ¿verdad? Te invito para que conozcas a profundidad sobre las investigaciones de la Dra. Dolores Krieger, da clic sobre el texto subrayado.

Existen otras investigaciones, e incluso no menos importantes, sin embargo, hoy quiero darte a conocer aquellas más relevantes y con mayor contenido teórico y práctico. La invitación es para que realices investigación personal.



“Reiki es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos”



El Reiki es un término japonés constituido por dos caracteres idiográficos de origen chino, el primero es REI, que significa “energía universal”; y el segundo es KI, que significa “energía de vida”.

Así, la palabra Reiki bajo la composición de sus dos caracteres significa “Energía Universal de la Vida”.

Fue el monje Mikao Usui quien a mediados del siglo XIX descubrió esta práctica que posee en sí misma el poder de curar.

Así, en el año 1922 funda la organización “Usui Reiki Ryoho Gakkai”, institución creada para la vigilancia y la enseñanza del Reiki.

Su fama y filosofía se conoció por todo el mundo, e incluso se fundan organizaciones mundiales dedicadas al cuidado, supervisión y enseñanza del Reiki.

Esta técnica se concentra en la raíz del problema físico o emocional, logrando que la emoción o patrón de conducta que ha generado el desequilibrio se manifieste y sea reparado, sea curado.

El Reiki armoniza y desbloquea todos los planos del ser humano, tanto a nivel físico como emocional, espiritual y mental.


Ahora, esta técnica Holística no es sólo para los seres enfermos, toda aquella persona que sienta que en su vida hay algo más, puede recurrir al Reiki y conocer sus verdaderas razones para vivir y existir.

En definitiva, el “Reiki es una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles: físico, metal, emocional y espiritual”.

Sería importante que conocieras más sobre esta técnica de gran poder de curar, tus manos sanadorascrean sorprendente energía de vida y sanación. Conócelo en Terapia del Reiki.

Transferencia de Energía:
… la imposición de manos sin ningún tipo de contacto físico incrementa la agilidad y la rapidez en la curación.



Desde la antigüedad, esta técnica de imposición de manos involucra una sorprendente transferencia de energía entre el curador y el enfermo o paciente. E incluso, fueron avaladas por distintos investigadores y científicos, en los que se destaca el bioquímico de la Universidad de McGill en Canadá el Dr. Bernard Grand.

Grand ha demostrado que la imposición de manos sin ningún tipo de contacto físico incrementa la agilidad y la rapidez en la curación de animales como el ratón, también en el crecimiento de las plantas. Asegura que “debe aceptarse que el causante de los efectos debe ser un agente físico, una energía”.

Todos estos investigadores y científicos que han indagado sobre el poder de curar por medio de la energía de las manos han llegado a concluir que no es posible que alguien ignore la eficiencia de esta técnica, simplemente porque no sabe cómo utilizarla.

Convencimiento y Fe del Curador:
… las manos del sanador pueden encontrar excesos de energía en el paciente.



Esta terapia inicia con la concentración profunda del sanador, allí se concentra en el convencimiento pleno y la intención que posee en sanar con sus propias energía.

Esta concentración ha sido llamada por los investigadores como un estado de alteración de la consciencia, momento en el que se eliminan todos aquellos pensamientos intrusos y no correspondientes al momento.

Con sus manos sanadoras el terapeuta las sostiene uno 10 centímetros del enfermo o paciente, y en un estado de alta concentración el sanador mueve sus manos sobre todo el cuerpo del paciente, de cabeza a pies, así, lograr encontrar claves específicas que hablen sobre el estado actual del paciente.
De esta manera, las manos del sanador pueden encontrar excesos de energía en el paciente, realidad que muestra tensiones acumuladas, a lo que el sanador ha de redirigir y distribuir la energía, así aliviar el dolor.

En cuanto al poder de curar de esta técnica, han sido diversas las experimentaciones que se han realizado, e incluso, desde los hospitales se han utilizado diversos pacientes, y en su gran mayoría, estos estudios y pacientes aportan sorprendentes hallazgos.

Así que, si los pacientes informan que van sintiendo un calor que emana de las manos del sanador a la medida que va realizando la terapia, este es el signo más claro de la eficiencia de la imposición de manos.

Hasta aquí el Texto que he querido compartir contigo el día de hoy. Quisiera que te preguntaras, ¿sientes de verdad que la energía que producen tus manos tiene el poder de curar?, ¿consideras que posees manos sanadoras?, si tienes comentarios o anécdotas personales, sería muy bueno que las compartieras con todos nosotros.

Finalmente, te invito para que estés muy pendiente de nuestras próximas publicaciones, muy buenos Artículos se están creando para tu trascendencia y despertar.

lunes, 11 de febrero de 2019

EL VOCABULARIO DE LA POBREZA

La pobreza se ha metido en nuestras conversaciones...la pobreza nos habla al oído. Una mujer recibió un dinero y lo puso sobre la mesa de su sala. Su hijo, de 7 años, tomó los billetes y ella le dijo: "deja allí que esa plata es para pagar..." He observado que esa mujer siempre que recibe dinero dice lo mismo: " es para pagar..." Sin saberlo, esa mujer se está programando su mente para creer que el dinero es para pagar. En consecuencia, su vida económica, esencialmente, se reduce a eso: a estar pagando. Ella le está diciendo a su mente: "la plata es para pagar." "la plata es para pagar." Entonces su mente le cree y empieza a trabajar para que así sea: crea deudas y se hace de gastos innecesarios. Por qué? ¡Porque el dinero es para pagar!
Una de las expresiones más usadas es "poco a poco." Cuando las personas empiezan algo, exclaman: "vamos a avanzar poco a poco"
La palabra poco significa . ¿Qué imagen ve usted cuándo escucha la palabra 'poco´?
Preste atención a esto:
"Lo haremos poco a poco" VS "Lo haremos paso a paso."
La segunda expresión es más edificante, construye un cuadro mental de más fuerza.
Otra expresión usada con mucha frecuencia es "NECESITO." Esa palabra significa CARENCIA. ¿Qué ves o que sientes cuando escuchas la palabra "necesito."?
"necesito un trabajo."
"necesito dinero."
"necesito mejorar."
"necesito apoyo."
"me falta cambiar."
Cambie su lenguaje. Diga:
"Tengodinero"
"Tengo apoyo."
El solo hecho de pronunciar las palabras desde una posición ACTIVA, desde una posición de VOLUNTAD, ya cambia tus cuadros mentales.
Otra expresión muy usada es "voy a tratar."
Tratar es intentar. Alguien decía: "estamos cansados de los tratadistas." Se precisa gente que lo HAGA. Es tan simple decir: "lo haré." y Si no puedes o no quieres hacerlo, sencillamente di: "no lo haré." El mundo no se viene abajo...el mundo sigue su curso: no pruebes suerte, no lo hagas para ver cómo te va.
Ganadores creen que si algo va a pasar, es porque ellos hacen que pase.
Así que cada vez que dices voy a "tratar", estás acostumbrando a tu mente a "intentar", a "negociar." No negocies con tu mente: Solo dale las ordenes. La mente obedece.
Otra expresión del vocabulario de la pobreza es "vale la pena." Pena es tristeza. Pena es dolor. Pena es angustia.
Lo que vas a hacer no vale la pena, vale el esfuerzo. Vale la alegría.
Hay que prestarle atención a las palabras...
Una palabra es un pensamiento hablado. Un pensamiento es una palabra en silencio.
Las palabras crean ideas...l
Las palabras crean sensaciones: lo que escuchas puede determinar lo que sientes.
Las palabras crean cuadros mentales..
Un consejo popular dice: "piensa antes de hablar." La verdad, no obstante, es que nadie puede hablar sin pensar. Cuando alguien dice algo "sin pensarlo", en realidad lo pensó sin darse cuenta: fue un proceso que ocurrió en su subconsciente y que pasa inadvertido. Es casi automático...
Del mismo modo que nadie puede dar lo que no tiene, nadie puede expresar lo que no piensa... Incluso el acto de mentir exige un nivel de pensamiento.
Las palabras tiene poder porque cuando son escuchadas la mente, tanto del que las escucha como del que las pronuncia, las convierte en imágenes.Cada palabra la hemos asociado a una imagen y a una determinada sensación.
Por ejemplo, cuando usted escucha la palabra AVIÓN...lo más probable es que su mente vea un avión y que incluso lo vea volando.
Cuando escuchas la palabra MANZANA, ves una manzana..
Las palabras crean imágenes y esas figuras mentales amplifican lo que somos. Tienden a acentuar nuestros sentimientos más básicos: recuerde, las palabras son decretos...
Está en el libro de Proverbios, escrito por el Rey Salomón: "La muerte y la vida están en poder de la lengua,
Y el que la ama comerá de sus frutos." Otra traducción dice: "Quien habla del bien, del bien se nutre."
Cuando usted escucha con detenimiento el vocabulario de la mayoría de personas, lo que encontrará son palabras de escasez. Al ser pronunciadas constantemente, esas palabras son semillas de pobreza.
"ojalá"
"vamos a ver"
"hay que probar suerte"
"Dios quiera"
Pobreza mental, pobreza en el vocabulario...cambia tu chip y tu vida cambiará. Dicen las escrituras: "de la abundancia del corazón habla la boca."
Colibrí
colibrí
Colibrí
Llovizna llovizna llovizna
Lo siento
Perdóname
Te amo
Gracias
Gracias
Gracias

viernes, 8 de febrero de 2019

Utilizar el poder mental para canalizar la sabiduría interna

Estoy seguro de que alguna vez te ha pasado que por mucho que te esfuerces en conseguirlo no logras obtener dentro ti de una solución a los problemas que te agobian y como último recurso terminas aceptando el consejo que te parezca menos incorrecto, quedándote además con la duda y los remordimientos derivados, ello pasa porque no logras conectar eficientemente con tu sabiduría interna. ¡Es hora de aprender a hacerlo y por eso aquí te enseñaremos cómo utilizar el poder mental para canalizar la sabiduría interna!

Venimos de vidas pasadas buscando invariablemente el perfeccionamiento de nuestra alma y ese ciclo de reencarnaciones no va a parar hasta que lo logremos, afortunadamente cada vez que morimos y volvemos a nacer nuestra alma queda en el nivel de perfeccionamiento en que la dejamos pero somos incapaces de recordarlo y la única manera de acceder a ese enorme banco de sabiduría es haciendo esa conexión entre el yo y nuestro ser espiritual a través de nuestro astral, accediendo a nuestra sabiduría interior.

¿QUÉ ES LA SABIDURÍA INTERIOR?

No debemos confundir en ningún caso la sabiduría interior con el conocimiento pues este es el cúmulo de información que sobre nosotros mismos tenemos, ya sea consciente o inconscientemente, en tanto que la sabiduría interna es la racionalización de esa información, con lo que obtenemos respuestas a las preguntas que nos hagamos con respecto a nuestras actitudes, nuestro entorno y en general de nuestro ser.

Si quieres saber cómo utilizar el poder mental para canalizar la sabiduría interna debes desarrollara y para ello hace falta tres cosas fundamentales: la humildad para reconocernos como somos, la meditación para acceder al conocimiento interno y la inteligencia, traducida esta como la experiencia propia para reflexionar, discernir y evaluar ese conocimiento y transformarlo en conclusiones que nos acerquen al entendimiento y generen acciones que trasmuten aquello que no deseamos.

Tenemos que tomar en cuenta también que para acceder a nuestra sabiduría interna debemos confiar en nosotros mismos, en eso a lo que solemos llamar instinto pues no nos sirve de nada la religión que tengamos si nosotros mismos desconfiamos de las propias conclusiones, así ¡Vamos, hagámoslo con valentía y todo saldrá bien!

LA MEDITACIÓN COMO VEHÍCULO

¿Cómo utilizar el poder mental para canalizar la sabiduría interna? pues con meditación profunda centrándose en los dos chakras ubicados en la parte superior del cuerpo, a saber: el tercer ojo o (Chakra Ajna) y que es el conector de nuestro cuerpo físico con nuestros cuerpos astral y espiritual y el coronilla Séptimo (Chakra Sahasrara) que es donde reside nuestra conexión con lo eterno, con lo divino, es decir, con lo espiritual y lo astral.


Tenemos que saber que los Chakras son centros energéticos distribuidos a lo largo de nuestra columna vertebral, cuya función es la de recoger y distribuir la energía que recibimos desde fuera pero también para colectar, distribuir y enviar la que nosotros mismos producimos, además, todo pensamiento es un acto vibratorio y por ende genera e irradia energía en una frecuencia específica que atrae a otra señal que le corresponda, este proceso se denomina la Ley de Atracción, y es la base en la que fundamentaremos nuestro ejercicio de poder mental para canalizar la sabiduría interna. La Ley de Atracción expresa: “Todo lo que se asemeja se atrae”.

UN EJERCICIO DE SILENCIO

Se cuenta que Pitágoras hacía que aquellos que querían formar parte de su escuela, guardasen silencio absoluto durante tres años y esto era además la prueba que debían pasar para poder ser iniciados, ¿Por qué tanto silencio? ¿Qué tiene que ver el silencio con encontrar la sabiduría interna? Pues bien, resulta que a menudo, cuando vayas a meditar, te darás cuenta de que al hacer silencio y comenzar a contemplar tu propio yo desde dentro, mil voces saltarán, pensamientos inconscientes que a nada vienen al caso, un “¿habré dejado el dinero en la bolsa o sobre la mesa?” y otros por ese estilo que de alguna manera sabotearán el ejercicio pues en él necesitarás el silencio de tu propio ser.

Necesitas callar para poder escucharte, el asunto es que ello no es tan sencillo como decidir simplemente callarnos porque ya el hecho de ordenarnos hacer silencio mental es un pensamiento que te está desviando del objetivo, ¿parece una paradoja, verdad?, pues parece, pero solo eso, no lo es, en verdad podemos echar mano de dos recursos potentes que nos sacarán de esta encrucijada: la desatención y la imaginería mental.

En general la desatención es un proceso de descarte bastante sencillo que usaremos cuando llegue uno de esos pensamientos fugaces que andan vagando por nuestra mente sin un rumbo fijo, y es que no se trata de negarse a la posibilidad de que lleguen porque igual lo harán, pero ellos son como una visita, los dejas entrar y te preguntas si ese pensamiento te sirve para el propósito que llevas, si la respuesta es negativa solo respiras profundo y sigues con tu ejercicio meditativo. Desatender los pensamientos volátiles es despegarse tan pronto como lleguen.

Por su parte, la imaginería mental es quizá un poco más compleja pero no imposible ni difícil, pues esta requiere un trabajo previo al ejercicio, que no puede ser otro que el de imaginar, y es que la imaginería mental consiste en generar en la mente representaciones internas, es decir, imaginar, soñar, figurarse imágenes o situaciones en las que ocurre justamente lo que queremos que en este caso es oír nuestra sabiduría interna, y quedarnos con esa construcción mental para nuestros propósitos. Es una especie de autoproyección.

PASOS PARA EL EJERCICIO

Debemos tener claro que si bien es muy posible utilizar el poder mental para canalizar la sabiduría interna desde la primera vez que se practica el ejercicio, lo más recomendable es continuar haciéndolo una y otra vez pues la vida es dinámica y compleja, y esta ayuda que nos viene de otras vidas que ya vivimos no nos viene mal, además de que con el vamos a ir perfeccionando nuestra propia alma.

El ejercicio es en realidad muy fácil en cuanto a los pasos que tenemos que ejecutar, así que lo dividiremos en sencillos pasos que te aprenderás de memoria con las primeras prácticas:
Adoptar una posición meditativa. Algunos tipos de meditación no son tan rígidos en cuanto a la postura corporal necesaria para la práctica, sin embargo, en esta necesitamos que los Chakras estén perfectamente alineados y en vertical por lo que puedes usar la posición de loto, la de banquillo o la de la silla, jamás acostado.
Cierra los ojos y desecha todos los pensamientos irrelevantes que tienes en la mente, déjala en blanco y comienza a respirar profundamente para ayudarte en ello, hazte consciente de tu respiración.
Hazte consciente de los Chakras Ajna y Sahasrara, trata de sentir la energía que están irradiando dentro de ti, y observa, dentro de tu mente, como esa energía va haciéndose más fuerte mientras más profundo inhalas y exhalas.
Pon tu mano izquierda abierta sobre el plexo solar y los dedos índice y medio sobre tu sien derecha sin hacer presión.
Si ya han comenzado a llegar los pensamientos fugaces e insustanciales practica la desatenciónhasta que el lapso entre uno y otro se haga lo suficientemente largo como para sacar tu imagen mental.
Autoproyéctate sobre la imagen mental que construiste antes del ejercicio, así, por ejemplo, si lo que quieres es comprar un auto tendrás que verlo en forma positiva de decreto, al respecto William W. Atkinson aseguró que “si deseas algo que en estos momentos no tienes y centras tu atención en el hecho de que no lo tienes, la Ley de Atracción seguirá respondiendo a la vibración de que no lo tienes, de forma que seguirás sin obtener lo que deseas”.
Pregúntate. Preguntarse y esperar la respuesta es necesario cuando se es principiante en este ejercicio en particular, luego la conexión se hará tan efectiva que la sabiduría llegará sola. ¿Lo merezco? ¿Es lo que en verdad quiero? ¿Qué es lo que quiero? ¿Qué haré con eso? ¿Me servirá? ¿Me traerá bien? Ese es el tipo de preguntas que debes hacerte, deja espacio entre una pregunta y otra para escuchar las respuestas, esto es ya utilizar el poder mental para canalizar la sabiduría interna.
Cuando hayas encontrado las respuestas vuelve a hacerte consciente de tu respiración, de ti, de tus manos, de dónde están, de la energía de los Chakras que fluyen a través de ellas.
Decreta con fuerza dentro de ti siete veces. ¡Ya lo tengo! ¡Ya lo vi! ¡Está en mis manos! Siempre en forma positiva.
De gracias al Todo, abra los ojos e incorpórese.

Este ejercicio de meditación de utilizar el poder mental para canalizar la sabiduría interna es especialmente recomendado para aquellas personas que constantemente tienen que tomar decisiones en distintos escenarios, solo ten presente que cuando tu sabiduría interna te diga algo que no quieres escuchar igual debes atenderle y decir en base a ello.

¿Qué te ha parecido el ejercicio? Déjanos tu comentario o tu experiencia con este tipo de ejercicios enfocados en conseguir una conexión con tu propia alma.

Un abrazo en la luz y mis más altas vibraciones para ti.




AUTOR: El Tercer Iniciado .·.
, redactor en la gran familia de hermandadblanca.org