viernes, 19 de enero de 2018

Si estás enfermo, háblale a tus células. Diles con amor que hagan su trabajo.

Si tu tu salud flaquea,
háblale a tus células con honda emoción,
pídeles que cumplan bien con su tarea
y que restablezcan su óptima función.
Dirígete a ellas de forma serena
y con la inflexión que mejor te cuadre
con el tono dulce de una madre buena,
o con la firmeza con la que habla un padre.
Pero siempre hazlo de manera suave
como si le hablaras al ser más querido.
Porque en el amor reside la clave,
para que el mensaje sea correspondido
y diles las frases que surjan de adentro,
las que mas te nazcan desde el corazón.
“Vuelvan mis amadas a su justo centro,
recobren ya mismo su alta perfección,
restauren ahora la exacta plantilla
de nuestro perfecto diseño inicial.
Recuperen niñas la luz que mas brilla,
la de vuestra impronta completa y cabal.
Las amo pequeñas y les agradezco,
que aquí en este instante reciban mi amor
y que restablezcan lo que me merezco,
que mi ser recobre todo su esplendor.”
Cuando tú sostienes con suave insistencia
ese sentimiento de alta apreciación,
creas un efecto llamado coherencia
en el magnetismo de tu corazón
y como ese campo se halla conectado
con el vibratorio campo universal,
nos responde siempre si le hemos hablado
con su propio idioma el “emocional”.
Ellas de ese modo captan tu mensaje,
perciben la carga que lleva tu acento
y vibran felices al darle hospedaje
al amor que envías con tu pensamiento
y así agradecidas de que al fin les hables
con tanta ternura,con tanta atención
responden veloces a tu trato amable
apurando el curso de tu curación.
Háblales amigo con genuino afecto
y mientras les hablas siéntete sanado,
saludable,fuerte,vital y perfecto,
con tu cuerpo entero todo iluminado.
Haz que ese cariño se torne ostensible,
haz que lo transmita tu tono de voz
y te darás cuenta que no hay imposibles
para aquel que asume que es parte de Dios.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Oración metafísica para despedir este año

Gracias, Amada Divinidad, por todo cuanto nos diste en el año que termina.
Gracias por los días de sol, y los nublados tristes,
por las tardes tranquilas y las noches oscuras.
Gracias por la salud, y por la enfermedad, por las penas y las alegrías.
Gracias por todo lo que me prestaste, y luego me pediste.
Gracias, Amada Divinidad por la sonrisa amable y por la mano amiga, por el amor y por todo lo hermoso, por todo lo dulce, por las flores y las estrellas, por la existencia de los niños y de las almas buenas.
Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes, por las dificultades y las lágrimas por todo lo que me acercó a ti.
Gracias por haberme conservado la vida, y por habernos dado techo, abrigo y sustento.
¿Qué me traerá el año que empieza?
Que haga tu Voluntad, Amada Divinidad.
Pero te pido fe para mirarte en todo, esperanza para no desfallecer y caridad para amarte cada día más y para hacerte amar de los que me rodean.
Dame paciencia, y humildad desprendimiento y generosidad.
Concédeme, Amada Divinidad, lo que tu sabes que me conviene y yo no se pedir, que tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas y que me halle siempre dispuesto a hacer tu santa voluntad.
Derrama, Amada DIVINIDAD, tus gracias sobre todos los que amo, y concede tu paz al mundo entero.
¡Así sea!,Así será, hecho está.

viernes, 22 de diciembre de 2017

MENSAJES PARA NAVIDAD

Que la ternura y la esperanza de la Navidad llene todos los corazones de amor, paz, alegría y felicidad.

Paz, salud, amor, alegría y mucha felicidad. Que la estrella de Belén  ilumine con todos esos dones. 

Que la estrella de la Navidad ilumine nuestras vidas, traiga a nuestros corazones amor y esperanza y dibuje en nuestros rostros la alegría del amor. 

Una vez más, cuando llega la Navidad nuestros corazones palpitan con sentimientos fraternos y una mágica inocencia despierta en nuestro interior. 

Que nunca nos falte un sueño por el que luchar, un proyecto que realizar, algo que aprender, un lugar donde ir y alguien a quien querer. 

Con todo nuestro cariño,  deseamos que la magia de la Navidad nos ilumine y nos ayude a conseguir todos nuestros sueños.

Queremos compartir con todos nuestros mejores deseos navideños de amor, paz y amistad. 

Con nuestro cariño y mejores deseos para estas fiestas navideñas.


Que esta Navidad convierta cada deseo en flor, cada dolor en estrella, cada lágrima en sonrisa, cada corazón en dulce morada.

lunes, 18 de diciembre de 2017

RECETA PARA LA CENA DE NAVIDAD

INGREDIENTES:

FAMILIA (es aquí donde todo comienza)
AMIGOS (nunca deben faltar)
RABIA (si existe que sea POCA)
PACIENCIA (la mayor cantidad posible)
LAGRIMAS (secarlas todas)
SONRISAS (las más variadas)
PAZ (en gran cantidad)
PERDÓN (muchísimo y de diversas maneras)
ENEMIGOS (de ser posible, ninguno)
ESPERANZA (no perderla jamás)
CORAZÓN (mientras más grande, mejor!)
AMOR (puede abusar)
CARIÑO (importante!!!)
SUEÑOS E ILUSIONES (todos los que tengas)
AGRADECIMIENTO (por nada del mundo podría faltar)
DIOS (es la esencia de la receta)

MODO DE PREPARAR:
Reúne a tu familia y tus amigos.
Olvídate de los momentos de rabia y desesperación pasados.
Si necesitas, usa toda tu paciencia.
Seca las lágrimas y sustitúyelas por sonrisas.
Junta la paz y el perdón y ofrécelo a tus enemigos.
Deja que la esperanza crezca en tu corazón.
Agregar a la mezcla anterior, todo el amor y el agradecimiento que tengas y
muchísimas ganas y cariño.
Poco a poco ve incorporándole a la receta, tus sueños y tus ilusiones.
Y colocándolo al calor de tus esperanzas, encomienda todo a Dios.

RECORDAR:
No siempre los ingredientes de la vida son gustosos, por lo tanto hay que
saber mezclarlos como se van ofreciendo y presentando, y hacer con todo un
plato de buen sabor. ...Y no se olviden de tener cerca todos los días esta
receta. Aunque algunos ingredientes en estos tiempos parecen difíciles de
conseguir podemos obtenerlos con un poco de esfuerzo y si mezclamos bien
nuestro plato será único e inolvidable.

Entonces:

¡Manos a la obra!

Puedes empezar hoy y recordar siempre este día ya que es posible renacer y hacer de nuestra vida una vida diferente...

No depende de otros...

No depende de lo que tengas o de lo que te falta...

Solamente depende de ti y de tu amor por la Familia

miércoles, 6 de diciembre de 2017

CLAVES SUBCONSCIENTES PARA PRODUCIR RIQUEZA

1. Decida ser rico del modo más fácil; busque la ayuda infalible de su mente subconsciente.
2. Acumular riqueza con el sudor de su frente y puede conducirle a ser el más rico de una comarca, pero no es necesario esclavizarse o esforzarse tanto.
3. La riqueza es una convicción subconsciente, arraigue en su imaginación la idea de riqueza.
4. La desgracia de la mayoría de las personas es no conocer el medio invisible que los apoya.
5. Repita la palabra "riqueza", para usted mismo, lenta y sose­gadamente, durante unos cinco minutos antes de dormir, y su mente subconsciente le traerá la riqueza como asombrosa experiencia.
6. El convencimiento de riqueza produce riqueza. Manténgalo en su mente en todo momento.
7. Sus mentes consciente y subconsciente deben estar de acuer­do. Su subconsciente acepta lo que usted realmente siente. La idea dominante es siempre la aceptada por su mente subconsciente. La idea dominante debe ser de riqueza, nó de pobreza.
8. Usted vencerá cualquier conflicto mental con respecto a la ri­queza, afirmando frecuentemente: "Día y noche estoy prosperando en todos mis asuntos".
9. Aumente sus ventas repitiendo la afirmación, una y otra vez: "Mis ventas aumentan día a día y estoy avanzando, progresando y ob­teniendo más riqueza cada día".
10. No firme cheques sin fondos, diciendo: "No tengo lo suficien­te", "Estoy escaso". Tales afirmaciones aumentan y multiplican sus pérdidas.
11. Deposite pensamientos de prosperidad, salud y éxito en su mente subconsciente; le devolverá con interés compuesto.
12. Lo que usted afirme conscientemente, no debe destrozarlo pocos instantes después. Esto neutraliza lo poco positivo que haya afirmado.
13. Su verdadera fuente de riqueza son las ideas de su mente. Us­ted puede tener una idea que le suministre millones de dólares. La mente subconsciente le dará la idea de lo que busca.
14. La envidia y el recelo son piedras de tropiezo, obstaculizan el fluir de la riqueza. Alégrese de la prosperidad de los demás.
15. El bloqueo a la riqueza está en su propia mente. Destruya es­te bloqueo ahora, en este instante, poniéndose en paz con los demás.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

5 formas para cumplir nuestros propósitos según la ciencia

Es muy fácil distraerse entre todos los estímulos que recibimos día con día. La vida en la ciudad, por ejemplo, está llena de eventos increíbles, de fiestas imperdibles, de conciertos que siempre quisimos ver y de muchas otras tentaciones que nos distraen de alcanzar algunos de nuestros propósitos. Sin embargo, existen métodos para alcanzar nuestros objetivos que tienen su fundamento en la ciencia, y aquí te contamos algunos.

1. Ten metas pequeñas, y también grandes
El viejo consejo “sueña en grande” tenía razón. De acuerdo con un estudio sobre la motivación, el pensamiento abstracto beneficia la disciplina. Por eso es bueno tener metas idealistas que nos mantengan motivados, pero es importante equilibrarlas con pequeños propósitos que podamos cumplir en lo cotidiano. Procura que tus metas pequeñas estén encaminadas a alcanzar las grandes.

2. Crea cadenas de comportamiento
Cumplir nuestros propósitos es mucho más sencillo cuando mantenemos una rutina. Aunque romper la rutina también tiene excelentes resultados, en relación con las metas es mejor integrarlas como parte de nuestros hábitos. Así, por ejemplo, si una de tus metas es ir al gimnasio, puedes empezar por fijar un horario al salir del trabajo para ir.

3. Limita tus opciones
Se ha comprobado lo estresante que es tener que tomar muchas decisiones todos los días y que la voluntad y el autocontrol mejoran cuando se reducen las opciones. Por eso, lo mejor es crear rutinas de los aspectos que consideramos más mundanos en nuestra vida y dejar las decisiones para lo que nos importa, por ejemplo, tus principales propósitos.

4. Visualiza lo concreto, no las fantasías
Una investigación confirmó que las personas que eran capaces de visualizarse cumpliendo su meta en términos muy concretos (como estudiar otro idioma después de clases) consiguieron mejores resultados que quienes se visualizaban en términos de fantasía (hablar ese otro idioma que quieren aprender durante un viaje por el mundo). La conclusión es que es importante visualizarse cumpliendo nuestros propósitos para mantener la motivación, pero lo ideal es hacerlo en pasos pequeños y realizables.

5. Identifica las fallas
Para no rendirte con tus propósitos es importante identificar las posibles fallas que encuentres en el camino. Cada vez que algo no suceda como querías, espera un momento antes de rendirte y repasa qué fue lo que salió mal. Conforme mejor identifiques las fallas de tus procesos, mayores serán tus posibilidades para seguir adelante. Por ejemplo, si no estás comiendo bien porque no te da tiempo de ir al súper, fija un día de la semana para comprar los ingredientes de tu dieta.

Recuerda tener paciencia, pues la adquisición de nuevos hábitos no es tan fácil. No obstante, también ten disciplina. Ten claros tus motivos y trabaja en que tus acciones se enfoquen en conquistar lo que te propones.

jueves, 23 de noviembre de 2017

*Antigua oración de gratitud de los Esenios que abre las puertas a la salud física y mental.*

Hemos olvidado nuestros orígenes y abandonado la conexión con la naturaleza, de ahí nacen la mayoría de nuestros males físicos y mentales. y es nuestra fuente primigenia de armonía y dicha. Muchas enfermedades podrían desaparecer al reconectar con la fuente de la vida.

Los Esenios, descendientes directos de Moisés, y un pueblo de gran sabiduría tenían esta bella oración para dar las gracias y manifestar su amor a la tierra. Son bellos ejercicios compatibles con nuestra vida actual. Pronunciar la palabra ‘gracias’ purifica y libera, nos desapega, nos da confianza y nos abandonamos, aceptamos la vida. Una forma radicalmente diferente de existir.

*Párate en medio de la naturaleza viviente, entre el cielo y la tierra.

*Siente la tierra bajo tus pies; siente como la tierra te carga y te sostiene.

*Siente el cielo infinito sobre ti; te inspira, te mejora, te eleva.

*En el cielo, piensa en el origen de tu espíritu y de tu inteligencia.

*En el cielo, piensa en el origen de tu alma eterna, de la más elevada conciencia universal.

*En la tierra, piensa en el origen de tu alma terrestre, en tu conciencia individual.

*Siéntete como una unión viviente entre las fuerzas del cielo y de la tierra, del infinito y de lo que está en desarrollo.

*Arrodíllate en la tierra, y con tu mano derecha cava un pequeño hoyo en la tierra.

*Coloca las dos manos juntas sobre tu pecho (el corazón místico), en señal de oración y de unión interna con el cielo y la tierra dentro de ti.

*En esta postura sagrada, permite que una hermosa luz, la fuerza, la presencia del cielo, fluya a través de ti: el omnipresente Padre de todos los seres vivientes. Imagina una luz diamantina, transparente como el agua pura.

*Inclínate con amor sobre la Madre Tierra, y coloca tus manos alrededor del pequeño hoyo. Inclínate sobre la tierra y coloca tu boca entre tus manos.

*Ofrécele con tus palabras a la tierra el agradecimiento del cielo a la Madre Tierra; ofrécele también el agradecimiento de tu corazón y, a través de ello, del corazón de la humanidad.

*”Madre Tierra, yo te ofrezco mi agradecimiento con todo mi corazón, y a través de él del corazón de todos los hombres y las mujeres. Que todos los seres que llevas en tu seno protejan, nutran y bendigan todo lo que crece.”


*Acuéstate después sobre la tierra y abandónate sobre ella. Que tu cuerpo y tu alma nacidos de ella sean uno con la Madre Tierra y su oculto esplendor.


*”Madre Tierra, elimina todas mis enfermedades y mis faltas según tu voluntad, para que pueda recibir la bendición del espíritu divino y trasmitirla a todos los seres vivientes, según tu voluntad”.


*Mantente en comunión, en silencio, mientras dejas que la tierra te purifique completamente.

*Ponte nuevamente de rodillas y coloca tus manos frente a la rosa solar del corazón.

*Piensa en tu espíritu, siente tu alma, y di con tu fuerza vital:

*”Con amor y gratitud,


*Te ofrezco mi amoroso agradecimiento lleno de luz.

*A la Madre Tierra, gracias;

*A agua de la vida, gracias;

*A precioso aire, gracias;

*A fuego sagrado, gracias;

*A los minerales, gracias;

*A las plantas, gracias;

*A los animales, gracias;

*A la humanidad que camina por el sendero de la evolución, gracias;

*A todos los ángeles, gracias;

*A la inteligencia cósmica que creó mi pensamiento, gracias;

*Al océano de amor que creó mi sensibilidad, gracias;

*A la vida universal que impregnó mi futuro con la semilla de la individualidad, gracias;

*A todos los seres del mundo, doy las gracias en Él, la única Fuente que unifica a todos los seres en su origen y propósito”.

*Cruza los brazos sobre tu pecho, inclina ligeramente tu cabeza, y pronuncia la palabra de cierre: “Amen”.

*Entonces, rellena de nuevo el agujero que cavaste para hablar con la Madre del mundo.


Publicado por “Liv Jiwan Kaur”.