miércoles, 22 de marzo de 2017

RESURRECCIÓN CRISTICA

Resurrección Crística, es el despertar de la conciencia Verdadera: sepamos, que, otra mentalidad es posible.
Durante dos mil años, ha sido tergiversado el mensaje Crístico, obnubilando y pervirtiendo a la conciencia humana encarnada, hacia todo tipo de falsedades y barbaridades materialistas, con el objetivo de hacerlo servir a los intereses de determinados grupos y egregores; concepciones materialistas eónicas.
La causa de la verdadera Resurrección, es el Ser Verdadero, que él denominó: “el hijo pródigo”, aquél que quiere regresar, por comprensión en verdad, a Su Creador en los Cielos del Espíritu, el Universo Original de la Sabiduría.
Ahora bien, antes de regresar, habría que dejar aclaradas muchas cosas …
Es desde ésta realidad Celeste, “Padre” y Canon de los Espíritus Creadores, que se procesa la verdad supra mental. Algunos lo denominan Tao.
El hecho de que podamos intensificar el interés en éstas cuestiones, es reconocer la Gran inteligencia que se manifiesta en el Universo, y para esto necesitaríamos datos auténticos, los cuales proceden solamente de los seres que hacen todo lo posible por compartir lo verídico.

Lamentablemente, ésta no es la situación actual, para las personas que nos encontramos en éste mundo; la agobiante substancia, y las mentirosas manipulaciones mentales, que pretenden condicionar y subordinar, dificultan la percepción.
Las mentiras tendenciosas, e intencionadas, que pretenden utilizar ó movilizar a otros, son igual de graves, aunque se efectúen en pequeña escala.
Y cuando vio las multitudes, subió al monte; y después de sentarse, sus discípulos se acercaron a El Y abriendo su boca, les enseñaba, diciendo:
Bienaventurados los pobres en espíritu, (es decir; LOS DESAPEGADOS, LOS RENUNCIANTES,) pues de ellos es la realidad celeste: es decir, la única y verdadera riqueza.

Sabidurías zen

martes, 21 de marzo de 2017

La mejor religión es la del corazón

Cuantas veces en estos tiempos tan competitivos y de algún modo egoístas no solamente luchamos por ser los primeros en el trabajo, en el hogar, en el deporte y en la salud….también hasta en algo en lo que no debe entrar ningún sentido de superioridad como es la religión nos atrevemos a demostrar y pelear porque nuestra afiliación filosófica ó espiritual sea la mejor.

para cada practicante en particular…..

Pero ¿Qué sentido tiene el luchar porque nuestra religión ó corriente espiritual sea la mejor? Los grandes maestros afirman que todas las afiliaciones espirituales tienen una razón de ser en el sentido de que están diseñadas para cada tipo de practicante en particular.


Es así como algunos tendrán más preferencia por el cristianismo, budhismo, catolicismo y demás, lo cual es correcto, cada una ofrece diferentes aspectos a trabajar en el individuo, a algunos nos queda más el teísmo a otros el no teísmo. Somos un conjunto individual de necesidades espirituales y emocionales a trabajar y que fortuna que existan muchas opciones para crecer interiormente y transformar nuestra mente y corazón.

el objetivo último de la espiritualidad…..

Lo que ha dañado, por así decirlo, la cordial convivencia entre las diferentes corrientes no son éstas por sí mismas, somos los practicantes y maestros que las tomamos como un estandarte de lucha que es ajeno al objetivo último de la espiritualidad.


Si analizamos u observamos con cuidado, de manera general, la mayoría buscan la tranquilidad y felicidad del individuo, que logremos transitar por las dificultades y preocupaciones cotidianas con fluidez y paciencia.

¿ porqué tenemos que pelear ?…..

De éste modo ¿Porqué tenemos que pelear?. Es verdad que en ocasiones nos enojamos por algunas apreciaciones o conductas que no nos parecen acordes a los objetivos finales de bienestar, pero seamos honestos ¿el enojo es con la persona (as) o con la corriente espiritual?.


El conocimiento que nos heredaron grandes maestros como Jesús o el Budha no pretendía que nos enojáramos y peleáramos unos con otros, lo que deseaban era enseñarnos a vivir en tranquilidad y felicidad, con consideración a los otros y conciencia de nosotros mismos.

la religión del corazón…..

Cuando le preguntan al Dalai Lama ¿Cuál es la mejor religión? Responde que es la del corazón. Tiene razón.
Las religiones y corrientes espirituales tienen como fin último el desarrollo de nuestro interior, nuestras emociones y conducta. El crecimiento de nuestra mente y corazón.


En algunos sectores filosóficos se afirma que todas las religiones deben apuntar a la universalidad que no es otra que la del bien común.
Es así que desde variadas avenidas o senderos apuntamos al bienestar último de nuestra realización, cada vertiente tiene métodos y herramientas hábiles para hacerlo nosotros somos los responsables de elegir la que se apega más a nuestras necesidades.

punto de vista incorrecto….

Si bien existen centros de desarrollo no muy honestos debemos siempre preguntarnos ¿es la corriente espiritual o es la acción y la apreciación de los que la manejan?…éste es el principio básico de la no violencia, analizar clara y detenidamente en dónde se encuentra el punto de vista incorrecto y desde nuestro entendimiento crecer en la honestidad y la generosidad.


Como siempre la recomendación es analizar e investigar más y pelear menos para afiliarnos a lo constructivo  abandonando lo que no lo es. Si actuamos de manera habitual e inercial en nuestra decisiones lo más seguro es que nos vamos a equivocar pero una vez más no es la religión o la corriente espiritual somos nosotros que no nos responsabilizamos de manera óptima en nuestro bienestar.

la no violencia no es no actuar….

La no violencia no es no actuar, es analizar con la responsabilidad de no dañar a los que nos rodean y así generar acciones que estén acordes y en ese sentido.


Si podemos desperdiciar energía en luchas dañinas y poco constructivas, porque no la enfocamos al análisis y crecimiento interior de manera genuina y responsable…una gota no hace el océano pero ya marca la diferencia. ¿No creen?.

AUTOR: Pilar Vázquez, colaborador de la gran familia de la Hermandad Blanca

viernes, 17 de marzo de 2017

La Religiosidad y la Espiritualidad

Hermoso texto de Pierre Teilhard de Chardin (nacido en Orcines, 1 de mayo, 1881 - Murió en Nueva York 10 de abril de1955), que era un sacerdote jesuita, teólogo, filósofo y paleontólogo francés que intentó construir una visión integrada de la ciencia y la teología:


"La religión no es sólo una, hay cientos.
La Espiritualidad es una.
La religión es para los que duermen.
La Espiritualidad es para los que están despiertos.
La religión es para aquellos que necesitan que alguien les diga qué hacer y quieren ser guiados.
La Espiritualidad es para aquellos que prestan atención a su voz interior.
La religión tiene un conjunto de reglas dogmáticas.
La Espiritualidad invita a razonar sobre todo, a cuestionar todo.
La religión amenaza y asusta.
La Espiritualidad da Paz interior.
La religión habla de pecado y culpa.
La Espiritualidad dice, "aprender del error" ..
La religión reprime todo, y en algunos casos es falsa.
La Espiritualidad trasciende todo, te muestra la diferencia entre la realidad y la Verdad!
La religión no es Dios.
La Espiritualidad es todo y, por tanto, es Dios.
La religión inventa.
La Espiritualidad encuentra.
La religión no pide ninguna pregunta.
La Espiritualidad cuestiona todo.
La religión es humana, es una organización con reglas.
La Espiritualidad es Divina, sin reglas.
La religión es la causa de las divisiones.
La Espiritualidad es la causa de la Unión.
La religión te busca para que creas.
La Espiritualidad necesita que investigues que busques.
La religión sigue los preceptos de un libro sagrado.
La Espiritualidad busca lo sagrado en todos los libros.
La religión se alimenta del miedo.
La Espiritualidad verifica y se alimenta de la confianza y la fe.
La religión está viviendo en el pensamiento.
La Espiritualidad es vivir en la conciencia ..
La religión se ocupa de hacer.
La Espiritualidad tiene que ver con el ser.
La religión se alimenta el ego.
La Espiritualidad nos permite trascender.
La religión nos hace renunciar al mundo.
La Espiritualidad nos permite vivir en Dios, no se da a él.
La religión es el culto.
La Espiritualidad es la meditación.
La religión nos hace soñar la gloria y el paraíso en el futuro.
La Espiritualidad nos permite vivir la gloria y el paraíso aquí y ahora.
La religión vive en el pasado y en el futuro.
La Espiritualidad vive en el presente.
La religión en-claustra nuestra memoria.
La Espiritualidad libera nuestra conciencia.
La religión cree en la vida eterna.
La Espiritualidad nos hace conscientes de la vida eterna.
La religión promete después de la muerte.
La Espiritualidad es encontrar a Dios en nuestro interior durante toda la vida.

"No somos seres humanos que pasan por una experiencia espiritual ...
Somos seres espirituales que pasan por una experiencia humana ... ""

jueves, 16 de marzo de 2017

Las siete reglas de ORO de Paracelso

1º Lo primero es mejorar la salud. Para ello hay que respirar con la mayor frecuencia posible, honda y rítmica, llenando bien los pulmones, al aire libre o asomado a una ventana. Beber diariamente en pequeños sorbos, dos litros de agua, comer muchas frutas, masticar los alimentos del modo más perfecto posible, evitar el alcohol, el tabaco y las medicinas, a menos que estuvieras por alguna causa grave sometido a un tratamiento. Bañarte diariamente, es un habito que debes a tu propia dignidad.

2º Desterrar absolutamente de tu ánimo, por mas motivos que existan, toda idea de pesimismo, rencor, odio, tedio, tristeza, venganza y pobreza.
Huir como de la peste de toda ocasión de tratar a personas maldicientes, viciosas, ruines, murmuradoras, indolentes, chismosas, vanidosas o vulgares e inferiores por natural bajeza de entendimiento o por tópicos sensualistas que forman la base de sus discursos u ocupaciones. La observancia de esta regla es de importancia decisiva: se trata de cambiar la espiritual contextura de tu alma. Es el único medio de cambiar tu destino, pues este depende de nuestros actos y pensamientos. El azar no existe.

3º Haz todo el bien posible. Auxilia a todo desgraciado siempre que puedas, pero jamás tengas debilidades por ninguna persona. Debes cuidar tus propias energías y huir de todo sentimentalismo.

4º Hay que olvidar toda ofensa, mas aun: esfuérzate por pensar bien del mayor enemigo. Tu alma es un templo que no debe ser jamás profanado por el odio. Todos los grandes seres se han dejado guiar por esa suave voz interior, pero no te hablara así de pronto, tienes que prepararte por un tiempo; destruir las superpuestas capas de viejos hábitos, pensamientos y errores que pesan sobre tu espíritu, que es divino y perfecto en si, pero impotente por lo imperfecto del vehículo que le ofreces hoy para manifestarse, la carne flaca.

5º Debes recogerte todos los días en donde nadie pueda turbarte, siquiera por media hora, sentarte lo más cómodamente posible con los ojos medio entornados y no pensar en nada. Esto fortifica enérgicamente el cerebro y el Espíritu y te pondrá en contacto con las buenas influencias. En este estado de recogimiento y silencio, suelen ocurrírsenos a veces luminosas ideas, susceptibles de cambiar toda una existencia. Con el tiempo todos los problemas que se presentan serán resueltos victoriosamente por una voz interior que te guiara en tales instantes de silencio, a solas con tu conciencia. Ese es el daimon de que habla Sócrates.

6º Debes guardar absoluto silencio de todos tus asuntos personales. Abstenerse, como si hubieras hecho juramento solemne, de referir a los demás, aun de tus más íntimos todo cuanto pienses, oigas, sepas, aprendas, sospeches o descubras. por un largo tiempo al menos debes ser como casa tapiada o jardín sellado. Es regla de suma importancia.

7º Jamás temas a los hombres ni te inspire sobresalto el DIA mañana. Ten tu alma fuerte y limpia y todo te saldrá bien.Jamás te creas solo ni débil, porque hay detrás de ti ejércitos poderosos, que no concibes ni en sueños. Si elevas tu espíritu no habrá mal que pueda tocarte. El único enemigo a quien debes temer es a ti mismo. El miedo y desconfianza en el futuro son madres funestas de todos los fracasos, atraen las malas influencias y con ellas el desastre.Si estudias atentamente a las personas de buena suerte, veras que intuitivamente, observan gran parte de las reglas que anteceden. 

Muchas de las que allegan gran riqueza, muy cierto es que no son del todo buenas personas, en el sentido recto, pero poseen muchas virtudes que arriba se mencionan. Por otra parte, la riqueza no es sinónimo de dicha; Puede ser uno de los factores que a ella conduce, por el poder que nos da para ejercer grandes y nobles obras; pero la dicha más duradera solo se consigue por otros caminos; allí donde nunca impera el antiguo Satán de la leyenda, cuyo verdadero nombre es el egoísmo. Jamás te quejes de nada, domina tus sentidos; huye tanto de la falsa humildad como de la vanidad. La falsa humildad te sustraerá fuerzas y la vanidad es tan nociva, que es como si dijéramos: pecado mortal contra el Espíritu Santo.

miércoles, 15 de marzo de 2017

HISTORIA DE LOS REGISTROS AKASHICOS


A lo largo de la historia, los citados registros no han pasado desapercibidos para las  principales culturas y tradiciones espirituales.
A lo largo de nuestra historia los registros Akáshicos sido mencionados en varios contextos: en Egipto se conocen como “Las Tablas de Thoth”, en la Biblia como “El Libro de la Vida”, en el Islam como “Tabla Eterna”, los Mayas lo denominan el “Banco Psi”.

La Biblia ya habla de un ‘Libro de la Vida’ donde están contenidas todas nuestras acciones.
El budismo también habla de ello denominándolo ‘memoria del Universo’.

Sin embargo, tenemos que esperar hasta el siglo XIX para ver un mayor interés en este tema gracias a la teosofía. Es entonces cuando la ocultista británica Annie Bésant (1847-1933) acuña el término akáshico y los registros empiezan a cobrar la popularidad de la que gozarán en el siglo XX.

Probablemente la primera mención a los registros akáshicos se encuentra en un libro de la ocultista británica Annie Bésant (The Ancient Wisdom, ‘La sabiduría antigua’, de 1898).

Ella propuso  que los antiguos maestros creían que existían unos registros insertos en otra realidad incorpórea, desconocida para la mayoría de los seres humanos.

Se hace referencia a los Registros en prácticamente todas las enseñanzas espirituales y religiosas. Su información se encuentra en las tradiciones de los pueblos más antiguos, remontándose hasta los semitas.
La encontramos en los pueblos árabes, asirios, fenicios, babilonios y hebreos. Existía la creencia de que había una clase de tabletas celestiales que contenían la historia de la humanidad y que era una forma de información espiritual.

En la antigüedad el acceso a los Registros estaba restringido a unos pocos iniciados, las clases sacerdotales de las diferentes culturas, con el fin de ayudar en el proceso evolutivo del ser humano. Se consultaba en templos sagrados a través de sacerdotes o sacerdotisas.

A nivel cientifico Ervin Laszlo habla del campo akásico.

El dice que el universo no está constituido de materia y espacio, está constituido de energía e información.

La energía existe en forma de patrones de onda y propagaciones de onda en el vació cuántico que forma el espacio; en sus varias manifestaciones, la energía es el hardware del universo; el software es la información.

La energía que constituye el hardware está siempre totalmente in-formada.
Esta in-formado por lo que David Bohm llamaba el orden implicado y los físicos ahora llaman el vacío cuántico o campo de punto-cero (también llamado espacio-tiempo físico, campo universal o nuéter).

Según Ervin Laszlo comenta

Hace 5.000 años los sabios hindúes, aparte de los cuatro elementos (aire, fuego, tierra y agua), definieron un quinto que los contiene a todos: akasa , matriz de toda materia y fuerza del universo. Me di cuenta de que esa idea era la que yo intentaba definir como campo psíquico profundo y le cambié el nombre. Hoy muchos científicos trabajan con ella.

martes, 14 de marzo de 2017

Mensaje de Jesús: Formas parte de la fuente divina, tú eres la extensión del espíritu

Cuando te preguntas quien eres, debes saber que eres una extensión de la fuente divina. Simplemente, eres la extensión del espíritu. Sin embargo, esto no es algo planetario o universal, sino algo que va mucho  más allá de los límites que conoces. Eres algo más de lo que el universo sugiere.
Cuando te preguntes quien eres, debes saber que eres un creador. Así es, aunque no lo creas, todos los días creas tu realidad, desde que te levantas hasta que te acuestas. Eres un ser creativo, porque eres un creador y esa es tu naturaleza. Si vienes de la divinidad, entonces significa que eres una extensión del espíritu creador, pero que avanza en base a sus propias experiencias.
Muchos hombres trataron de escribir acerca de Dios y de cómo siempre este está buscando recrearse, expandirse y ampliarse. Verás que incluso tu cuerpo no es igual al de antes, ni siquiera el cuerpo de hace dos años. Sin embargo, hay algo que siempre permanece y es el aura de tu energía que siempre te rodea. Tu aura tiene un color específico y está siempre está cambiando de color dependiendo del estado emocional. Esto es parte de lo que realmente eres y más. Tu energía se extiende mucho más allá de lo que te imaginas y poco a poco en tu vida descubres lo que es la verdadera energía.

Deja que tu energía salga de tu cuerpo y fluya mucho más allá de lo que imaginas

Pero lo más importante de esto es que vas a conocer la energía más relevante e ilimitada, que es la energía del amor. Muchas veces te haces la pregunta de si eres simplemente una mota de polvo en el universo o si estas en este mundo por y para algo, otra pregunta frecuente es cuál es tu propósito de vivir. Tu objetivo en la vida simplemente es ser creativo, alegre, ser luz, estar vivo y crear tu realidad en el momento adecuado, paso a paso. Así que si algo no te gusta de tu realidad, simplemente elimínalo y comienza un nuevo capítulo en tu historia.

Tienes un don, aprovéchalo

Ese es el don que la divinidad te dio, con el que eres capaz de crear nuevas cosas día a día. No hay nadie que sea más fuerte que tú y no hay nadie que pueda determinar tu camino como tú. El mundoprobablemente te diga que todo es un reto, que hagas lo mejor que puedas y lamentablemente eso es lo que haces todo los días. Pero el mundo simplemente no tiene decisión sobre tu destino o sobre tus actos. Cuando salgas de la cama en las mañanas, tomate un momento para decidir en qué quieres que se transforme tu día. No es necesario que sigas un protocolo o hagas un ritual específico, solo debes tomar un momento para pensarlo y tomar la decisión de hacerlo.
Si sabes qué personas van a estar presentes en tu día, visualiza como quieres que tu día se desenvuelva con ellos y siempre conéctate de corazón a corazón y de mente a mente. Si haces esto, vas a darte cuenta de que tu día será totalmente distinto, ya que habrás decretado que será un día diferente. Recuerda que el don que se te dio es totalmente precioso y que eres capaz de hacer que tu día y tu destino cambien por completo.

lunes, 13 de marzo de 2017

EL SUICIDIO. ALEJANDRO JODOROWSKY

Un suicidio se prepara durante cuatro o cinco generaciones. El suicida es un enemigo de su vida porque considera que la vida no es suya: alguien no se la ha dado, y en su lugar le ha metido en el cuerpo la vida de otro. Ha fallado la madre, el padre y los abuelos. No es que el suicida quiera eliminarse a sí mismo, sino a alguien o algo que lo invade. Destruyendo a su cuerpo comete un crimen porque, en último momento, en la verdad de la agonía, se da cuenta que ha destruido a su verdadero espíritu: ha matado a un niño. El suicida sufre porque sabe que , siendo el cáliz de una Conciencia divina, nadie en su árbol genealógico ha sabido reconocerlo. Ha crecido entre ciegos… Su forma de suicidio, mostrará la naturaleza aparente del conflicto: si se da un tiro en la cabeza, proclama que su padre lo ha destruido con sus conceptos rígidos. Si se ahorca, la cuerda asesina es el cordón umbilical de su madre, que lo odió desde el momento que apareció en sus entrañas y luego, ya nacido, por culpabilidad, lo ahogó con sus esforzados mimos. Si se lanzó de un alto edificio y se estrelló contra el suelo, manifiesta que no pudo soportar el odio entre su padre (edificio-falo) y su madre (tierra reprimida): revienta clamando por una unión de su Sol y su Luna, símbolos de los padres cósmicos. Si tragó píldoras nocivas, es que de boca de su madre escuchó demasiadas palabras de odio y sufrimiento. Si lo atropella un tren o un poderoso vehículo, denuncia que los preceptos anquilosados de sus abuelos le impedían gozar de la vida. Si se ahorca dentro de un armario, revela que está fatigado de los impulsos sexuales que le avergüenzan. Si se degüella, si se da un tiro en la boca, encuentra la forma de expresar todo lo que calló durante su vida, impidiéndose de este modo maldecir a quienes abusaron de él. Si se prende fuego lamenta el abandono de su padre, al que ve como Dios. Si se ahoga en el mar, expresa el deseo de regresar al vientre materno para ser parido en una forma correcta, con amor y no con rechazo…Respuesta de Alejandro Jodorowsky a Plano Creativo.